Las «luminarias» de San Bartolomé de Pinares (Ávila) retoman su esplendor

Un jinete pasa con su caballo por encima de las llamas durante las tradicionales «luminarias» que se celebran en la localidad abulense de San Bartolomé de Pinares.

Las «luminarias» han retomado su esplendor tras la pandemia, con el fuego, los animales equinos y, sobre todo, el humo purificador como protagonistas de una jornada desapacible de invierno abulense.

Esta costumbre forma parte de las raíces de la localidad. Tras bendecir a los animales a la puerta de la casa del párroco , comienza un recorrido por las calles del pueblo con las hogueras encendidas para la ocasión. El fuego, los caballos y el humo purificador son los protagonistas de la jornada.

Junto a los vecinos del pueblo, cientos de personas procedentes de otras partes de España y también de diferentes países, han contemplado, entre la admiración y la sorpresa, el paso de los más de 100 caballos y burros por la veintena de hogueras repartidas por las empinadas calles de esta localidad.