Imagen de Doñana donde el Acuífero de empeora, con 9 de sus 16 zonas en estado de "alarma". EFE/Jose Manuel Vidal. /ARCHIVO

El Acuífero de Doñana empeora, con 9 de sus 16 zonas en estado de “alarma”

Huelva (EFE).- El acuífero de Doñana muestra una tendencia desfavorable y nueve de sus dieciséis zonas se encuentran actualmente en una situación de “alarma”. Estos son los resultados del control oficial de las aguas subterráneas realizado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Esta aconseja la aplicación del Plan Hidrológico para “revertir la situación”.

Así se recoge en el ‘Informe sobre el estado de los acuíferos del entorno de Doñana’, correspondiente al año hidrologico 2021-2022, al que ha tenido acceso EFE. En el mismo se señala que la precipitación del año hidrológico 2021/22 fue de 304 mm. (Octubre 2021 – Septiembre 2022), lo que se considera un año “muy seco”. Prolongando un año más un período iniciado hace una década, considerada como la más seca desde 1970.

Se precisa en el documento que de los dieciséis sectores en los que se divide el acuífero ni uno sólo está en situación de normalidad. Concretamente, tres se hallan en estado de ‘prealerta’, una más que el año pasado y cuatro en estado de ‘alerta’. Y el peor dato es que de tres zonas en ‘alarma’ se ha pasado a un total de nueve.

Todo ello a pesar de que las extracciones han disminuido en 10,5 hm3 desde 2015 -6,8 hm3 tras la compra de Los Mimbrales y 3,7 hm3 tras la sustitución por aguas superficiales en la zona del Arroyo de Don Gil”, mejorando la situación de las zona en las que se han aplicado, a pesar del ciclo seco.

Medidas urgentes

Los técnicos precisan que “el actual grado y modo de explotación de los recursos subterráneos del acuífero compromete su buen estado y el de los ecosistemas terrestres que de él dependen. Esto se evidencia en que tres de las cinco masas de aguas subterráneas que forman el sistema no alcanzan el buen estado cuantitativo”.

En opinión de los técnicos de la CHG, esta situación “obliga a la administración hidráulica a tomar una serie de medidas para asegurar el no deterioro, así como a realizar todas las acciones posibles para revertir este mal estado con vistas al horizonte de 2027”.

También consideran “urgente” que por parte de la autoridad competente se tomen medidas para mantener los niveles de nitratos dentro de los marcados por la normativa”.

La CHG declaró el 16 de Julio de 2020 en mal estado tres Masas de Agua Subterránea en Almonte, Marismas y La Rocina. Con en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo y tampoco el químico en caso de La Rocina. Por ello inciden en desarrollar una estrategia para el buen estado de las masas de agua de Doñana. Esta debe contemplar, entre otros aspectos, el “incremento cero” de la superficie susceptible de obtener concesión para riego. Así como la aplicación rigurosa de la legalidad, el cierre de captaciones ilegales o la eliminación de regadíos no legalizables.

Horizonte 2027

Se plantea como horizonte la vuelta en 2027 a la situación del año 2000, lo que requerirá como mínimo la implementación completa del trasvase previsto en la Ley 10/2018. Así como medidas para disminuir las extracciones en la zona de contacto entre las masas de agua Almonte y Marismas. Sería con aportación de aguas superficiales incrementando uso conjunto de aguas reguladas, no reguladas, regeneradas y subterráneas.De modo que estas disminuyan sustancialmente o recarga artificial en aquellas zonas donde sea viable.

Por último, se apuesta por la elaboración por parte de la administración de Planes de Extracción, que garanticen el cumplimiento de los objetivos planteados. El refuerzo de la guardería fluvial, o la incorporación de la modelización hidrogeológica de Doñana al trabajo cotidiano de la CHG. EFE