Nueva York-Andalucía: La brecha aérea entre Málaga y Sevilla

Málaga/Sevilla, (EFE).- La decisión de la compañía área estadounidense United Airlines de establecer una ruta aérea Nueva York-Andalucía, un nuevo servicio estacional sin escalas tres veces por semana entre el aeropuerto de Málaga y Nueva York a partir del 2 de junio de 2023, abre una brecha en la relación con Sevilla, que pretendía acoger dicha conexión.

El nuevo trayecto es el único directo entre las dos ciudades desde que Delta Air Lines dejó de volar a Málaga en 2019 y se realizará entre el aeropuerto de esta ciudad y el Aeropuerto Internacional Libertad de Newark, situado a 24 kilómetros de Nueva York.

Este vuelo se suma a los servicios diarios sin escalas que esta aerolínea ofrece durante todo el año desde Madrid y Barcelona a Nueva York/Newark, los servicios de temporada desde Madrid y Barcelona a Washington Dulles y desde Tenerife y Palma de Mallorca a Nueva York/Newark, así como un nuevo servicio de temporada de Barcelona a Chicago O’Hare, que comenzará el 26 de mayo de 2023.

Málaga: «Al servicio de Andalucía»

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, señala que la conexión Nueva York-Andalucía sin escalas entre Málaga y Nueva York a partir de verano beneficiará a toda la región porque traerá turistas a otras ciudades de la comunidad y ha asegurado que la Junta trabaja “al servicio de Andalucía”.

NUEVA YORK-ANDALUCIA
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados, interviene en una reunión con los miembros del Consejo Económico y Social en Madrid. EFE/David Fernández/Archivo.

De la Torre ha contestado así a las palabras del alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, que ha acusado a la Junta de «dinamitar» el trabajo de muchos años del ayuntamiento hispalense para conseguir una conexión aérea con Nueva York y que ha sugerido que en la decisión de United Airlines de apostar por Málaga ha influido la Junta.

Lo niego absolutamente”, ha manifestado De la Torre respecto a si la Junta se ha decantado por apoyar a uno u otro aeropuerto y ha insistido en que la Administración autonómica ha trabajado “al servicio de Andalucía” y ha deseado que el alcalde hispalense “también lo vea así”.

El ejemplo de la conexión Málaga-Reino Unido

De la Torre ha señalado que “esta línea» Nueva York-Andalucía «va a permitir seguir avanzando y creciendo para que Málaga tenga vuelos al servicio de Andalucía” y ha recordado que los primeros vuelos directos entre Málaga y Reino Unido propiciaron otras conexiones en aeropuertos cercanos.

“Creo en la objetividad del gobierno andaluz y en su trabajo para la globalidad de Andalucía”, ha afirmado De la Torre, que ha opinado que “no es tan importante” que un vuelo aterrice en un aeropuerto u otro, porque los turistas que llegan a su ciudad suelen moverse a otras como Granada, Sevilla o Córdoba.

Ha recordado que había habido conexiones antes del covid de Málaga con Nueva York y “es bueno tratar de nuevo de crear esa corriente” y ha insistido en que esta noticia es “muy positiva” para la comunidad porque con estos vuelos se vende al turista el “paquete global” de Andalucía.

Sevilla: Un proyecto «dinamitado» por la Junta

Por su lado, el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, acusa a la Junta de Andalucía de «dinamitar» el trabajo de muchos años del ayuntamiento para conseguir una conexión aérea de la capital hispalense con Nueva York y ha sugerido que en la decisión de United Airlines de apostar por Málaga en la Nueva York-Andalucía ha influido la Junta.

NUEVA YORK-ANDALUCÍA
El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, durante su intervención en un desayuno informativo del Fórum Europa. EFE/Zipi/Archivo

En este sentido, el alcalde ha apuntado que «cuando el consejero de Turismo es de Málaga y también lo son el viceconsejero y la secretaria general se corre el riesgo de pensar con una visión miope que el turismo en Andalucía es solamente la Costa del Sol», algo que ya ocurrió con el debate de la tasa turística y ahora con la «interrupción de un trabajo de muchos años» para que Sevilla tenga conexión aérea directa con Estados Unidos, ha lamentado.

En declaraciones a los periodistas, ha asegurado que la decisión de la compañía aérea de la Nueva York-Andalucía no es de «mercado» porque Sevilla es la tercera o la segunda ciudad de España, depende de la época del año, en recibir turistas americanos y la primera de Andalucía y, además, tiene una oferta hotelera de cuatro o cinco estrellas, donde se mueve el visitante americano, que duplica o triplica la capacidad hotelera de Málaga.

Por lo tanto, ha concluido que la decisión de United Airlines «no obedece a criterios de mercado sino a otro tipo de criterios o de ayuda por parte de la Junta», que será la que «tendrá que responder» en este caso y no el Ministerio de Turismo, ya que es la que «ha distorsionado y dinamitado» el trabajo realizado durante muchos años por el ayuntamiento, ha criticado.

Miami y Chicago, las opciones

En cualquier caso, ha reafirmado que «Sevilla, con el apoyo de la Junta o sin el apoyo, va a seguir trabajando para aumentar las conexiones de larga distancia no sólo con Estados Unidos sino también con Asia».

Muñoz ha recordado que el ayuntamiento lleva años trabajando con una consultora americana especializada en el mercado aéreo, no solo en la Nueva York-Andalucía, y se han barajado distintas opciones de conexión con Estados Unidos, no sólo Nueva York sino también Miami y Chicago, ya que la mayoría de los americanos proceden de California.

«No voy a entender que Málaga compite con Sevilla», ha afirmado el alcalde, quien ha señalado que ambas ciudades, junto con Córdoba y Granada, trabajan de forma conjunta para completar la oferta como en el producto Andalucía Soul.

La compañía área estadounidense United Airlines ha anunciado este miércoles un nuevo servicio estacional sin escalas tres veces por semana entre el aeropuerto de Málaga y Nueva York a partir del 2 de junio de 2023.

El nuevo trayecto es el único directo entre las dos ciudades desde que Delta Air Lines dejó de volar a Málaga en 2019 y se realizará entre el aeropuerto de esta ciudad y el Aeropuerto Internacional Libertad de Newark, situado a 24 kilómetros de Nueva York. EFE

Edición Web: Luis Ortega