Productores de mango se plantean no cultivar por los bajos precios impuestos

Málaga, (EFE).- Productores de mango se plantean abandonar el cultivo de este producto por los bajos precios impuestos desde las cadenas de distribución, que ha hecho -según afirman- que entre el 70 y 80 por ciento se hayan comprado por debajo de lo que creen digno, escudándose en que no cumplían estándares de calibre.

Agricultores de este sector se han reunido este miércoles ante esta problemática en Torre del Mar, núcleo de población de Vélez-Málaga, capital de la comarca de la Axarquía -que concentra buena parte de la producción de mango-, para poner en valor este fruto y su calidad y hacer una llamada de atención sobre su situación.

El secretario provincial de la organización agraria COAG en Málaga, Antonio Rodríguez, ha asegurado a EFE que «han bajado tanto los precios que en muchos casos han tenido que dejarlos (los mangos) tirados en el campo y esto se lleva por delante un sector muy importante en la provincia, focalizado sobre todo en La Axarquía».

Ha añadido que es «un sector muy social, del que viven muchas personas, no solo produciendo; sino también en el manipulado».
También ha explicado que ante el tamaño del producto -menor al de otras temporadas-, las cadenas decidieron «pagar por debajo de precio sin tener en cuenta la calidad».

El campo no es homogéneo

«Estamos ante un cambio de modelo, no puede ser todo como si fuera una fruta homogénea, de 400 ó 500 gramos y todo perfecto, porque el campo no es así», ha destacado Rodríguez, en representación de los productores de mango.

El kilogramo de mango ha pasado de pagarse a 1,2 o 1,3 euros, o incluso más, a unos 20 céntimos si no alcanzaba la pieza los 350 gramos o más, señalan desde COAG, que junto a la organización agraria UPA han celebrado una reunión con los agricultores de este sector.

Lamenta que a la vez que se han dejado perder mangos al no recogerlos, entraba en España ese mismo producto desde Brasil y otros países, ante lo que defiende dar prioridad al producto local, al tiempo que pide que actúen las administraciones.

«Si al sector no nos van a apoyar y las administraciones prefieren que siga entrando (producto) de fuera antes que poner en valor el nuestro, nos planteamos si seguir o no e irnos todos al paro», ha indicado.

La campaña de mango llega a su finalización en octubre; en 2021 se contabilizaron 4.800 hectáreas plantadas -la mayoría en la provincia de Málaga- y se produjeron 31.915 toneladas, según COAG. EFE

Edición Web: Luis Ortega