Lambán rechaza reformar el delito de sedición y plantea armar más al Estado

Zaragoza (EFE).- El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha manifestado en contra de la reforma del delito de sedición y partidario de «armar» más al Estado ante cualquier intento de violentar el Estado de Derecho.

Se ha pronunciado así sobre el anuncio del Gobierno de España sobre la reforma del delito de sedición, que rechaza porque entiende que lo ocurrido en Cataluña en octubre de 2017 fue «gravísimo». Un intento, ha subrayado, de alterar el orden constitucional.

Lambán ha recordado su posición en defensa de la sentencia del Supremo que condenó a los líderes independentistas a penas de hasta 13 años de prisión por sedición y malversación.

Tras destacar que esta sentencia «calibró perfectamente» lo que había pasado en Cataluña, ha incidido en la necesidad de que el Estado esté «muy bien armado» ante cualquier intento de alterar el orden constitucional, tanto a nivel político como jurídico.

Herramientas frente a intentos violentos

En este sentido se ha mostrado convencido de que además del Código Penal, el Estado de Derecho debería habilitar otras herramientas para «armarse» frente a intentos de alteración violenta de la Constitución.

Sin embargo, ha insistido en defender la posición del PSOE en las Cortes de Aragón. Allí los socialistas rechazaron una propuesta del PP en contra de la reforma del delito de sedición al entender que la iniciativa tenía como único objetivo utilizar el parlamento autonómico contra el Gobierno central y desgastar al PSOE en la Comunidad.

El presidente de Aragón, Javier Lambán. EFE/ Javier Belver

‘Jamás aceptaré lecciones del PP’

«Estoy en contra de la reforma del delito de sedición, pero jamás aceptaré lecciones del PP, porque no tiene ninguna autoridad moral para hablar de sedición, ni de pactos con Bildu, ni de traslados de presos, ni para hablar absolutamente de nada que tenga que ver con la defensa de la moralidad pública», ha añadido el presidente aragonés.

Para Lambán, los populares «han demostrado hasta la saciedad ser capaces de pactar con el diablo, y de hecho lo han hecho con Bildu en algunas ocasiones en el País Vasco».

En su opinión, la iniciativa del PP aragonés no tenía como finalidad entrar en el «fondo de la cuestión», sino servirse del parlamento para la estrategia de oposición del partido.

«Esta formación en Aragón es un puro apéndice, un instrumento de Génova en Aragón y sin ningún tipo de autonomía propia, y a lo que no nos prestaremos nunca los socialistas es que se nos utilice en contra del Gobierno de España», ha añadido.

No es ‘marioneta’ de nadie

«No nos vamos a dejar manipular por ellos», ha resaltado Lambán, quien ha agregado que el presidente Pedro Sánchez «sabe perfectamente cuál es mi posición» respecto a la reforma del delito de sedición.

Tras expresar su rechazo a ser utilizado como «ariete del PP», ha recalcado que no es «una marioneta de nadie», que defiende los intereses de Aragón y que es «consecuente» con sus ideas y con lo que piensa.

«Eso me lleva a veces a discrepar con el presidente en este u otros temas, lo cual no quiere decir que entre mi gobierno y del Sánchez no existan unas relaciones de colaboración y lealtad», ha zanjado.