112 Canarias: La gente captó el mensaje y eso ayudó a minimizar los daños

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El director del 112 Canarias, Moisés Sánchez, valora que la población del archipiélago haya «captado el mensaje» sobre los peligros potenciales de la tormenta tropical Hermine, lo que, opina, ha contribuido a minimizar los daños.

En declaraciones a Efe, Moisés Sánchez valora que la gente se haya «tomado muy en serio» las recomendaciones de autoprotección y que las ciudades hayan permanecido prácticamente «desiertas» este fin de semana.

«La gente limpió arquetas y desagües, sacó coches de los garajes… es verdad que ha habido daños, pero el preaviso ha minimizado enormemente los daños materiales» y ha «llevado a cero» el coste en vidas humanas de este fenómeno meteorológico, asevera el director del 112 Canarias.

Los responsables de Protección Civil, abunda Sánchez, «no podemos actuar a posteriori en la gestión de una emergencia. De nada valdría estarnos hoy lamentando por no haber usado todos los recursos en nuestras manos para hacer llegar a la gente las recomendaciones de autoprotección».

«Lo lamento por aquellos ciudadanos que se hayan sentido alarmados, asustados, pero que le pregunten a sus conciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria o de La Aldea, o de cualquier municipio que se ha visto afectado para que entiendan la gravedad del evento», plantea el director del 112 Canarias.

Opina que en Canarias «somos muy localistas» a la hora de ver estos fenómenos, pues resulta «inusual» que afecte a todo el archipiélago, e insiste en los riesgos potenciales que traía aparejada la tormenta tropical Hermine, que «no nos dio de lleno».

«Teníamos que mentalizar a las personas de la virulencia que estos fenómenos pueden tener», y es que el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, advertía de la posibilidad de «inundaciones relámpago» en Canarias, con acumulaciones de hasta 200 litros en una hora, «y eso hay que anunciarlo, por muy alarmista que sea».

Y por si eso fuera poco, ha recalcado que en Santa Cruz de Tenerife hubo un episodio de estas características el 31 de marzo de 2002 en el que fallecieron nueve personas.

¿Está Canarias preparada para afrontar el paso de un ciclón?

Moisés Sánchez cree que «ninguna sociedad lo está», como tampoco para un terremoto de magnitud 7, y remite a las imágenes de desplazamientos masivos de población cuando se anuncian huracanes en Miami o el Golfo de México.

«Son tantos los daños que ocasionan estos fenómenos que ninguna sociedad preparada al 100% para algo tan extraordinario. Otra cosa es tener capacidad para dar una respuesta a posteriori. Y aquí la hay», desliza.

El 112 Canarias gestionó desde las 00.00 horas del pasado sábado unas 2.000 incidencias, de las cuales casi 1.500 en la jornada de ayer domingo.

El impacto de Hermine, explica Moisés Sánchez, ha sido en todas las islas por una lluvia generalizada y persistente, aunque en determinadas zonas ha habido alta intensidad en un corto periodo de tiempo.

En Gran Canaria sucedió esto en Las Palmas y en La Aldea, donde «hubo un momento en el que el núcleo población principal quedó incomunicado salvo por su acceso por la zona sur de la isla».

En Tenerife hubo concentraciones de agua recogidas principalmente en el Parque Nacional del Teide y en el Valle de Güímar.

Y esta madrugada hubo acumulaciones en La Palma, en concreto en Las Breñas y en Mazo, donde ha habido «daños importantes» en las infraestructuras.

«Por suerte», celebra Sánchez, esos periodos de intensidad fueron de «muy corta» duración.

Confía en que los profesionales de protección civil van a «sacar lecciones aprendidas» de esta tormenta tropical, como en su día se hizo tras el paso del Delta hace 15 años, o más recientemente con las erupciones volcánicas en El Hierro y La Palma. EFE