El Parlamento de Canarias aprueba los presupuestos de 2023 en un debate con ambiente electoral

Santa Cruz de Tenerife (EFE).- El pleno del Parlamento de Canarias ha aprobado este martes de forma definitiva los presupuestos autonómicos de 2023, en un debate final con intervenciones orientadas más a un balance de legislatura que a las enmiendas concretas, al tratarse de las últimas cuentas antes de las elecciones regionales del próximo mayo.

Canarias está mejor que en 2019, de acuerdo con los grupos del gobierno, o está peor que entonces, según la oposición, que de nuevo defendió mayores rebajas fiscales frente a pacto para el que los presupuestos de 2023 cierran de forma brillante una legislatura en la que se ha avanzado en servicios públicos, atención social, empleo, inversión y apoyo a los sectores productivos.

El presupuesto de Canarias de 2023, que entrará en vigor el 1 de enero, prevé un gasto de 10.180 millones de euros para 2023, un 11,9% más que en 2022, con 7.478 millones para gasto social, 1.764 millones de euros para inversión y una rebaja fiscal de 100 millones de euros para rentas medias y bajas, a razón de 105 euros por contribuyente de ahorro medio.

Entre las enmiendas acordadas en este pleno, los grupos parlamentarios aprobaron la adición de 1,5 millones de euros a cada una de las dos universidades públicas, dadas las dificultades financieras que atraviesan.

Matilde Fleitas, del PSOE, afirmó que el mayor éxito de la legislatura es aprobar cuatro presupuestos que han permitido, en condiciones muy difíciles, mantener y mejorar los servicios públicos con realismo, estabilidad y sostenibilidad financiera.

Iñaki Álvaro Lavandera, también del PSOE, aseguró que estos presupuestos no son el final de una etapa, sino que permitirán seguir avanzando en la financiación de los servicios públicos y la lucha contra la desigualdad, frente a una oposición «adicta al recorte» cuyo negaciaonismo les impide reconocer los avances.

Sin embargo, Rosa Dávila, del grupo Nacionalista (CC-PNC-AHI) afirmó que con un presupuesto un 30% mayor que el de 2019 el pacto de gobierno deja «una Canarias peor que la que encontraron», más alejada de España y de Europa y que no ha avanzado en la cohesión.

«Tienen cifras récord de recaudación pero eso no se traduce en mejorar las condiciones de vida de los canarios», sino en «engordar los gastos improductivos», dijo Dávila.

Pero sostuvo que «hay alternativa» a un gobierno «débil y deslavazado», concretada en las 524 enmiendas presentadas por su grupo, de las que «apenas han aceptado unas 35, recortadas y rapiñadas a la baja».

Imagen de las votaciones en el Parlamento de Canarias durante el pleno de los presupuestos. EFE/Miguel Barreto

Socorro Beato, también de CC-PNC-AHI, acusó a los grupos del Gobierno de rechazar «un alivio fiscal» mientras el alza de precios «ahoga a los canarios», y afirmó que esa rebaja de impuestos podría acometerse si gestionaran y ejecutaran bien y recurriendo al endeudamiento.

El diputado del PP Fernando Enseñat afirmó que con cuatro presupuestos el «Gobierno de izquierdas» no ha sido capaz de resolver los problemas de los canarios, que queda peor que en 2019 aunque «truequen y trileen» los datos.

Para Enseñat, es una legislatura perdida que castiga a los trabajadores, las clases medias, los pensionistas y las empresas, que tendrán que «un castigo fiscal de 500 millones de euros más que quieren ocultar detrás de una ridícula rebaja fiscal de 100 millones de euros», ante lo cual defendió como alternativa «un verdadero plan de alivio fiscal».

La diputada de NC Esther González afirmó que el presupuesto es expansivo y prudente, prioriza lo público y está orientado a la mayoría social con políticas anticíclicas y avanzando en la consolidación de la recuperación económica y un crecimiento equilibrado sostenible y solidario.

El portavoz de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, dijo que el Gobierno cierra el año con la aprobación de los cuartos presupuestos del pacto con los que ha demostrado que se puede afrontar la crisis creando empleo y apostando por los servicios públicos con una política enfrentada a los anteriores gobiernos de Coalición Canaria y el PP.

El diputado de ASG Casimiro Curbelo elogió la gestión en una legislatura en la que Canarias empezó en «retroceso y desaceleración» y la concluye empezando la recuperación antes que nadie y por encima de la media nacional.

Destacó que los presupuestos muestran la solidaridad en la territorialización de las inversiones y avances en erradicar el sobrecoste de la doble insularidad.

El diputado de Ciudadanos, Ricardo Fernández de la Puente, señaló que se echa en falta una mayor rebaja de impuestos en unos presupuestos que son «para la resistencia, en lugar de para el cambio», agradeció la aprobación de 35 de sus 105 enmiendas y concluyó que son unos «presupuestos correctos, pero que quizás no los que necesita Canarias en la actual coyuntura».

La diputada del grupo Mixto Vidina Espino, elegida por Ciudadanos y actualmente colaboradora de Coalición Canaria, dijo que «hay alternativa» frtente a un gobierno que actúa «desde la ortodxia radical de la izquierda» que se niega a bajar los impuestos de forma coyuntural, que rechaza las enmiendas de la oposición «con criterios sectarios» y que «ha pasado el rodillo». EFE