Castilla-La Mancha detalla que si toma medidas fiscales serán «con bisturí»

Toledo (EFE).- La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha explicado que si el presidente regional, Emiliano García-Page, toma medidas fiscales para paliar los efectos del encarecimiento de los productos básicos serán medidas «con bisturí» y destinadas realmente a ayudar a la ciudadanía.

En una rueda de prensa en la que ha informado de los asuntos abordados en el Consejo de Gobierno, Fernández ha criticado el «mercadeo fiscal poco serio» en el que han entrado algunas comunidades autónomas y ha adelantado que, si el presidente regional toma alguna medida para ayudar a las familias, lo anunciará en el Debate sobre el Estado de la Región de la próxima semana,.

En cualquier caso, apuesta por la transferencia de rentas más que por la rebaja fiscal.

«Hay que analizar si lo ideal es la rebaja fiscal o la transferencia de rentas, seguramente depende de las circunstancias y de los colectivos a los que se dirija», ha señalado Fernández, quien ha añadido que en la región se apuesta más por la transferencia de rentas.

Castilla-La Mancha ha aplicado rebajas fiscales a 90.000 personas


Además, ha recordado que en Castilla-La Mancha ya se ha hecho este ejercicio una «importante rebaja fiscal» a 90.000 personas que viven en zonas en riesgo de despoblación y también se ha duplicado la cantidad que se dedica a becas de comedor escolar y material.


«No puede ser que las comunidades autónomas entremos en ese mercadeo a las puertas de unas elecciones y debemos preguntarnos si el día después de hacer una bajada de impuestos que suponga una merma importante para los ingresos públicos habrá que hacer recortes, algo a lo que no estamos dispuestos en Castilla-La Mancha«, ha asegurado Fernández.


En ese sentido, ha indicado que la política «de recortes nefastos de Cospedal lastró la economía regional y generó un devastador efecto sobre el empleo» con un aumento considerable del paro.


Para la portavoz del Ejecutivo, hay que ser conscientes de que hay gente que lo está pasando mal y que a ellos se les «puede ayudar por la vía de la bajada de impuestos pero sobre todo y también por la vía de la transferencia de rentas».

Respecto a la deflactación del IRPF propuesta por el líder del PP, Paco Núñez, ha manifestado que supone una media de 4 euros por contribuyente al año, y eso, ha dicho, «parece que no son cifras que puedan ayudar a las familias, por tanto, si se habla de deflactación, habría que acompañarla de otras medidas».