Page, abierto al acuerdo, pero sin renunciar a caudales ecológicos del Tajo

Toledo, 11 ene (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, está abierto a un acuerdo nacional del agua que garantice la sostenibilidad y el reparto de recursos hídricos, pero sin renunciar a la implantación de los caudales ecológicos progresivos del río Tajo, sin condicionantes, como se aprobó en el Consejo Nacional del Agua del 29 de noviembre, y como señalan las sentencias del Tribunal Supremo en ese sentido.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández (i) y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina (d) comparecen en rueda de prensa para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno alcanzados este miércoles. EFE/Ismael Herrero

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, en una rueda de prensa este miércoles en Toledo, se ha referido así a la manifestación en Madrid de los regantes del Levante español, frente al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, para protestar ante la decisión de fijar caudales ecológicos en el río Tajo, lo que conllevará una reducción del trasvase al Segura.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández (i) y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina (d) comparecen en rueda de prensa para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno alcanzados este miércoles. EFE/Ismael Herrero

Fernández, tras mostrar su absoluto respeto ante las protestas que se enmarcan en un ejercicio democrático, ha dejado claro que Page «no quiere guerra del agua» sino que está abierto a alcanzar un acuerdo nacional «sin partidismo, sectarismo ni egoísmo», con las premisas del sentido común y la sostenibilidad para que se pueda regar y disfrutar de la naturaleza también durante las siguientes generaciones.

La única ideología de Page en este tema del agua, ha continuado la portavoz, es el reparto de recursos, los derechos de la cuenca cedente y la sostenibilidad teniendo en cuenta los caudales ecológicos del río Tajo sin renunciar a ningún avance, como se indica en las sentencias judiciales.

Con la implantación de los caudales ecológicos en el Tajo, ha resaltado Fernández, se va a subsanar una anomalía, ya que se trata del único río de toda España que no contaba con la garantía de caudales ecológicos y además está afectado por un «trasvase franquista» que se construyó y puso en marcha con una «mentalidad centralista».

Para un acuerdo del agua ha insistido en que «cuenten con Page», pero sin renunciar a los caudales ecológicos ni a cubrir las necesidades de la cuenca cedente ni al interés de Castilla-La Mancha ni a la eficiencia en los riegos, porque son avances que la tecnología permite.

Pero le ha advertido al líder regional del PP, Paco Núñez, que si el acuerdo sobre el agua «pasa por seguir hipotecando al Tajo y solo al Tajo, el no es rotundo».