Page: No hay mejor convivencia en Cataluña si ésta se destroza en toda España

Toledo, 16 dic (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha aseverado este viernes que no se puede «presumir» de una mejor convivencia en Cataluña «a costa» de que la convivencia «se destroce» en toda España y ha añadido: «Esto no es un buen resultado, no es un buen negocio. Esto nos afecta e incumbe a todos».

En una rueda de prensa desde Pozo Lorente (Albacete), García-Page ha respondido así al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que al término del Consejo Europeo, en Bruselas, defendió su política de convivencia y manifestó que «el ‘procés’ acabó y hoy en Cataluña prima la convivencia y, sobre todo, se cumple con la Constitución».

En contra, el presidente autonómico ha reprochado: «No podemos presumir de mejor convivencia en una zona de España (en alusión a Cataluña) a costa de que la convivencia se destroce en toda España. Esto no es un buen resultado, no es un buen negocio. Esto nos afecta y nos incumbe a todos».

García-Page se ha referido de esta manera al polémico pleno que tuvo lugar ayer en el Congreso, que aprobó derogar el deliro de sedición y rebajar las penas por malversación, sobre el cual ha comentado que «proponerse dividir, confrontar, generar odio social o rencor es un problema y no lo pueden hacer, sobre todo, los que tienen alguna responsabilidad (pública)».

«Qué poco tiene que ver Castilla-La Mancha con el ambiente que ayer se veía en el Congreso. ¿Alguien se cree que eso es algo que podamos enseñar en un vídeo a los niños para educarlos en el colegio?», se ha preguntado, toda vez que ha afirmado que él «tiene muy claro quién tiene más culpa en este asunto», sin especificar quién.

Asimismo, el dirigente castellano-manchego ha señalado que los independentistas «lo que buscan, sinceramente, es tener privilegios» y ha asegurado que él entiende y defiende «su libertad» para buscar «lo que quieren», aunque ha puntualizado: «En este país se puede querer lo que se quiera. Eso sí, con la ley y la Constitución por delante. Lo que no vale es a golpes ni abusos».

En cuanto a la petición del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, por abordar el referéndum en la mesa de diálogo en los próximos meses, García-Page ha dicho, de forma contundente, que su responsabilidad como presidente regional es que los independentistas «no se salgan con la suya» y, para ello, se va a esforzar por convencer de que «eso no es bueno».

Sobre la celebración de un hipotético referéndum, el líder del Ejecutivo regional ha opinado que es una decisión que tendrían que tomar todos los españoles: «Esa decisión la tenemos que tomar entre todos», ha subrayado, ya que la Constitución «y el sentido común» dice que «cuenta lo mismo el voto de uno de Albacete que uno de Sabadell».

«Si la toma solo la parte que quiere irse, ya en sí mismo está ejerciendo la independencia», ha considerado, al tiempo que ha hecho hincapié en que la soberanía es nacional y «afecta a todos», aunque «mucha gente» le quiere «medir» por salir en el telediario «hablando de cuestiones que no son de Pozo Lorente».

Con todo, García-Page ha recordado que el próximo 21 de diciembre las Cortes regionales van a aprobar en pleno una norma por la que si se produjera un llamamiento a votar por la independencia solo en una parte de España, «por la fuerza o por pacto, lo mismo da porque son igual de inconstitucionales», Castilla-La Mancha presentaría en 24 horas un recurso ante el Tribunal Constitucional.

«Generaciones enteras han luchado para votar y decidir entre todos; y que no decidan unos pocos por todos. Es lo más, elemental, democrático, progresista y avanzado», ha resaltado.

En esta línea, ha insistido en que «si España va bien, que vaya bien para todos» y ha matizado que «no es tan real ni tan cierto que si le va bien a una parte, le va a ir bien al resto». «Lo que buscan los independentistas no es que compartamos las cosas y seamos todos iguales. Lo que buscan, sinceramente, es tener privilegios», ha zanjado.EFE