La calidad de vida en Castilla y León: mejor que en 2020, peor que en 2019

Valladolid (EFE).- La calidad de vida en Castilla y León medida por el Instituto Nacional de Estadística con el indicador experimental IMCV mejoró en 2021 respecto al año anterior, pero aún no ha recuperado el nivel máximo alcanzado en 2019, antes de la pandemia de la covid, con esta Comunidad situada en el undécimo puesto en la clasificación autonómica.


El denominado Indicador Multidimensional de Calidad de Vida publicado este martes por el INE otorga a Castilla y León un registro de 102,086 para 2021, ligeramente por encima de la media nacional situada en los 101,843 puntos, pero lejos de los registros alcanzados por autonomías como Navarra, La Rioja y Aragón, los más elevado en el conjunto de indicadores analizados.

Un familia pasea por el centro de una ciudad.EFE/Alberto Morante


En el caso de Castilla y León, la calidad de vida ha superado los 101,787 puntos de 2020, pero ha descendido respecto a los 102,379 que hasta ahora es el máximo detectado por el INE para esta autonomía, que ha experimentado un incremento de algo más de tres puntos desde los 99,074 que marcaba diez años atrás, en 2011.


Esta estadística analiza nueve dimensiones para determinar la calidad de vida de cada territorio: condiciones materiales de vida, trabajo, educación, salud, ocio y relaciones sociales, seguridad, gobernanza y derechos básicos, entorno y medio ambiente y experiencia general de la vida.


En cada uno de estos indicadores Castilla y León presenta registros ligeramente peores que la media nacional en salud (100,184 frente a 100,658), educación (109,147 frente a 109,194), gobernanza y derechos básicos (91,224 frente a 100) y experiencia general de la vida (98,06 frente a 104,40).


Por contra, presenta mejores registros que la media española en condiciones materiales de vida (102,541 frente a 99,878), trabajo (100,689 frente a 99,793), ocio y relaciones sociales (102,902 frente a 99,136), seguridad física y personal (106,530 frente a 101,363) y entorno y medio ambiente (107,503 frente a 102,157).


Datos a nivel nacional


La calidad de vida en España mejoró en 2021 tras el descenso de 2020. En concreto, el Indicador Multidimensional de Calidad de Vida (IMCV) se situó en 101,83 puntos, frente a los 101,66 del año anterior.


Esta mejora estuvo impulsada a nivel nacional por las dimensiones de educación y, en menor medida, de entorno y medioambiente, mientras que las de salud, seguridad física y personal, trabajo y condiciones materiales de vida empeoraron su puntuación.

Un grupo de amigos practica deporte al aire libre. EFE/ Fernando Alvarado


Comunidad Foral de Navarra, La Rioja y Aragón presentaron los niveles más elevados de calidad de vida en el año 2021, al igual que la pasada edición.


En el lado contrario, los registros más bajos se dieron en Andalucía, Canarias y Región de Murcia.


Si analizamos las nueve dimensiones por separado, País Vasco destaca en las dimensiones Condiciones materiales de vida y Educación, Illes Balears en Gobernanza y derechos básicos y Experiencia general de la vida y Aragón en Trabajo.


Por su parte, Comunidad de Madrid destaca en Salud, Principado de Asturias en Seguridad física y personal, Cantabria en Ocio y relaciones sociales y Comunidad Foral de Navarra en Entorno y medioambiente.


El IMCV consiste en la construcción, con carácter experimental, de un indicador que sintetiza la información de los Indicadores de calidad del INE. Estos ofrecen una visión panorámica (multidimensional) de la calidad de vida en España, según ha explicado el organismo estadístico en su nota metodológica.


En conjunto, en el cálculo del indicador intervienen 55 indicadores, si bien no todos se actualizan anualmente. En la presente edición se han actualizado seis de las nueve dimensiones.