La Policía investiga el asesinato de una mujer en Palencia y el suicidio de su pareja

Por Almudena Álvarez |
Palencia (EFE).- La Policía Nacional investiga como violencia machista el asesinato de una mujer de 32 años en Palencia, supuestamente cometido por su pareja, de 36, quien posteriormente se habría suicidado arrojándose a la vía del tren.


La mujer fue hallada sin vida en una casa situada en el tercer piso del número 3 de la avenida de los Reyes Católicos de la capital palentina cuando los agentes acudieron al domicilio que figuraba en el DNI del hombre atropellado por el tren para informar del fallecimiento, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Palencia.

Imagen del domicilio donde fue hallada la mujer. EFE/ Almudena Álvarez


Fue una niña de 7 años, que estaba en la casa con su hermano de 2 años, la que abrió la puerta a los policías, quienes observaron que la mujer se encontraba muerta en una cama, con marcas en el cuello, lo que hace suponer que pudo ser estrangulada, aunque será necesario esperar al resultado la autopsia para confirmar o desechar este extremo.


La policía Nacional investiga la relación de los dos fallecimientos, el del hombre que fue arrollado por un tren, a la altura del hospital San Telmo, sobre las 07:20 horas, y la mujer, cuyo cadáver encontraron los agentes sobre las once de la mañana en el domicilio que compartían ambos y en el que estaban los dos niños, en principio, en buen estado.

Investigado en 2019


Los servicios sociales determinaron que se hiciera cargo de los niños, de forma provisional, la abuela materna de ambos.
Se da la circunstancia de que el hombre había sido investigado en 2019 por un posible caso de violencia de género sobre su pareja, la mujer que ha sido hallada muerta este lunes, quien no denunció el hecho y fue sobreseído.


El niño de 2 años era hijo de la pareja, mientras que la niña, de 7, era únicamente hija de la madre.


La Policía Científica prosigue con la investigación en los lugares de los hechos reseñados para aclarar todo lo sucedido.
Mientras tanto, en el Barrio de Pan y Guindas los vecinos no salían de su asombro al conocer que uno de sus vecinos había muerto arrollado por un tren y que posiblemente había estrangulado antes a su pareja.

Vista de la fachada donde vivía la mujer. EFE/ Almudena Álvarez


«Todo el vecindario está muy sorprendido», ha asegurado a Efe Jesús, que no conseguía entender como el hombre, al que llamaban Boris, se podía había suicidado supuestamente después de matar a su pareja.

Una familiar, casada con un tío de la mujer hallada muerta, ha explicado a los periodistas que la pareja se llevaba mal, aunque no le constaba que hubiera habido ningún incidente ni denuncias anteriores.

Concentración de repulsa


Además, CCOO ha condenado el supuesto crimen machista y ha anunciado que asistirá a la concentración silenciosa que se ha convocado mañana a las 12 del mediodía en la puerta del supermercado Lupa, en la avenida Cardenal Cisneros, donde trabajaba la víctima.


También la Plataforma por los Derechos de las Mujeres ha convocado una concentración mañana martes a las siete y media de la tarde junto a la Estatua de la Mujer, en la Calle Mayor de Palencia, para «condenar este asesinato machista y reclamar más recursos para luchar contra esta lacra».


De confirmarse que se trata de un caso de violencia machista, el de Palencia puede ser el tercer asesinato conocido en las últimas horas en España, ya que se investigan otros dos en Benidorm (Alicante) y en Málaga.


El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es; también se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10.


En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062), y en caso de no poder llamar se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización. EFE

Edición web: Óscar R. Ventana