La violencia machista distancia a PP y Vox en Castilla y León

Por Óscar R. Ventana |
Valladolid/Burgos (EFE).- La diferente visión sobre la violencia machista que tienen los socios de gobierno en la Junta de Castilla y León, con el PP mostrando su rechazo expreso hacia esa «lacra» y Vox negando su existencia al englobarla dentro de la «violencia intrafamiliar», ha evidenciado este miércoles la distancia entre ambas formaciones. Sin embargo, restan importancia a cómo puede afectar esto a su coalición.


La jornada de hoy ha servido para plasmar en diferentes declaraciones de dirigentes de ambos partidos y también del PSOE lo acontecido ayer a raíz de la respuesta de las instituciones de la Comunidad a la confirmación por parte de la Delegación del Gobierno de que el estrangulamiento de Raquel en Palencia era investigado como un supuesto caso de violencia machista.

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, en su rueda de prensa de hoy. EFE/NACHO GALLEGO


El PSOE mueve ficha en las Cortes

El primero en hablar este miércoles ha sido el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, Luis Tudanca, quien ha anunciado que, a través de dos iniciativas parlamentarias, va a buscar que el Parlamento autonómico, bajo la presidencia de Carlos Pollán (Vox), condene la violencia machista, en lugar de referirse al caso de Palencia como un «crimen».


La primera vía será una declaración institucional, pero en este caso, ante la necesidad de unanimidad de todos los procuradores para que sea aprobada, el PSOE asume que será difícil que salga adelante por la negativa de Vox.


Como alternativa, el PSOE ha planteado que la Mesa de las Cortes se pronuncie al respecto y es así donde los socialistas creen que puede evidenciarse la discrepancia entre el PP y Vox y que pueda salir adelante, al menos si los populares mantienen en esa futura votación el planteamiento realizar en las últimas horas, por boca del propio presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP).

García-Gallardo (Vox) mantiene su posición


Poco después del anuncio del PSOE ha hablado en Burgos el vicepresidente de la Junta y líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo, quien ha sostenido que su partido se ha quedado solo en el arco parlamentario autonómico, incluido el PP, su socio de Gobierno, en la defensa de la «violencia intrafamiliar» en la Comunidad.


«El resto de partidos coinciden en dar un tratamiento diferente a la violencia cuando es el hombre el que la ejerce hacia la mujer», ha sostenido el vicepresidente de la Junta, que hoy ha visitado el Museo de la Evolución Humana y los yacimientos de Atapuerca, en Burgos.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (2i); el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Gonzalo Santonja (2d) y el director científico del MEH, Juan Luis Arsuaga (d), durante una visita que han realizado al museo. EFE/Santi Otero


En su opinión, en este momento se está discriminando a quienes quedan huérfanos de padre como consecuencia de la violencia familiar, porque no tienen el mismo nivel de protección social que quienes quedan huérfanos de madre por este tipo de violencia.


Tras la polémica generada ayer por un mensaje en redes sociales en el que García-Gallardo hablaba del asesinato machista de Palencia, que calificó de «tragedia familiar», apostillando que «la violencia no tiene género», hoy ha insistido en rechazar «toda la violencia, de cualquier tipo».


García-Gallardo ha sostenido este miércoles que «un hombre que asesina a una mujer es un miserable y un delincuente que merece todo el castigo, pero lo mismo si una mujer asesina a un hombre, como ocurrió hace unos meses en Valladolid».


Ha dicho que impulsan una ley de violencia intrafamiliar en la Comunidad, en referencia al proyecto en el que trabaja la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades (PP), que ya cuenta con un primer esquema.

En ese texto se recoge que «no afecta a la violencia de género» o la «desprotección de menores», que tienen su legislación específica.

El PP rechaza la «violencia machista»


Por último, tras conocer estos planteamientos, el secretario general del PP de Castilla y León, Francisco Vázquez, ha remarcado que los populares «rechazan la violencia machista» y que cada partido tiene sus planteamientos al respecto: «Hay diversos partidos», ha resumido.


«Nosotros no coincidimos en muchos cuestiones», ha expresado Vázquez preguntado concretamente por Vox, al tiempo que ha subrayado que la postura de su formación es el «rechazo total» a la «violencia machista».EFE


El secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez (c), y el coordinador/director del Comité, Ángel Ibáñez (2-i), durante la constitución del comité de campaña del Partido Popular de Castilla y León. EFE/ J.C.Castillo

Edición web: Óscar R. Ventana