Salamanca, a la cabeza de Europa en medicamentos contra el cáncer

Salamanca, (EFE).- La provincia de Salamanca dispondrá en el 2024 de la planta más moderna de Europa de medicamentos de última generación contra el cáncer, que la multinacional Novartis construirá en el municipio de Castellanos de Moriscos.


El proyecto, que este martes ha presentado en Salamanca el presidente de Novartis España, Jesús Ponce, y el de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, será realidad en 2024 y dará empleo directo a una veintena de profesionales de alta cualificación, y a otros cincuenta de manera indirecta.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (c), y el del Grupo Novartis en España, Jesús Ponce (i), antes de presentar la planta de medicamentos contra el cáncer en Salamanca. EFE/J.M.García


El presidente de Novartis España, Jesús Ponce, ha explicado el proyecto de la planta, para la que se prevé una inversión de 12,9 millones, y que fabricará «medicamentos de última generación contra el cáncer» y de la que «se suministrarán radiofármacos diagnósticos, componente sustancial de la terapia dirigida con radioligandos, tanto para España como para Portugal y otros países».


Terapia dirigida con radioligandos: medicamentos personalizados

Estos radioligandos son medicamentos personalizados que se utilizan ya para el tratamiento de tumores de mama o de próstata, entre otros, ha asegurado el directivo de la multinacional.

Son, además, una forma innovadora de terapia oncológica dirigida que combina un compuesto de precisión, el ligando, localizador de las células cancerosas; con una partícula radioactiva terapéutica, el radioisótopo, ha informado Novartis.

Este tipo de tratamiento localiza las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo y emite radiación dirigida, atacando directamente al tumor, afectando mínimamente a los tejidos circundantes.


«La fábrica permitirá mejorar el porcentaje que el sector industrial y la I+D+i aportan al PIB autonómico; contribuirá a seguir haciendo de Castilla y León una de las comunidades con mayor porcentaje de empleo industrial; favorecerá el crecimiento económico de la región en una época de alta competitividad internacional e interautonómica», ha agregado Jesús Ponce.

El presidente de Novartis España también ha destacado los «más de 32 estudios clínicos que se pusieron en marcha en Castilla y León el pasado año», una cifra que supone más del 13 por ciento de la actividad investigadora de la multinacional en España.


La nueva fábrica de castellanos: 30.000 dosis al año


Para Ponce, este proyecto en Castellanos de Moriscos es un «paso más» a través de su servicio de radiofármacos para poner en marcha la «fábrica más moderna de Europa en medicina nuclear» y tendrá capacidad para preparar «30.000 dosis al año de productos farmacéuticos, de los que casi el 25 por ciento se destinarán a la exportación».


En términos de empleo, dará trabajo directo a una veintena de profesionales «de muy alta cualificación» y a otros 50 de manera indirecta, que «redundará en beneficios para Castilla y León, que se va a beneficiar de poder tener una inversión de I+D+i reforzada».


Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha destacado que la implantación en Salamanca de esta planta de Novartis «no es fruto de la casualidad», porque «Salamanca es un eje en España y Europa en la lucha contra el cáncer».


Mañueco: Salamanca es un eje central en España y Europa en la lucha contra el cáncer

«Está en el núcleo de un prestigioso ecosistema de investigación oncológica, en el que ya participa Novartis, que colabora con la Universidad de Salamanca en la Cátedra Extraordinaria de Terapias Avanzadas; tiene vínculos y proyectos compartidos con el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), y con el Hospital de Salamanca», ha destacado Mañueco.
En este sentido, ha indicado que la nueva planta creará «aún más sinergias en la Red de Investigación Oncológica» y, por tanto, será una inversión que «se alinea con el avance en la atención sanitaria que se impulsa en Castilla y León».EFE

Por: Justino Sanchón

Edición web: María Rosado