El presidente de Hispasat: «Europa debe colaborar para competir en satélites»

Logroño, 21 nov (EFE).- El presidente de Hispasat, Jordi Hereu, ha abogado por la colaboración entre los diferentes países europeos para poder competir en el sector de satélites frente a otras potencias mundiales y a corporaciones empresariales.

Hereu ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación con motivo de su presencia en Logroño para ofrecer la conferencia “El satélite, un antídoto contra la desigualdad digital”, en un acto organizado por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Ha incidido en que «en la nueva era digital, la mayor desigualdad en la que se encuentra el mundo es la desconexión de internet» y el satélite garantiza una conectividad rápida, eficaz y barata en zonas montañosas o inaccesibles.

Ha incidido en la especial importancia que pueden tener los satélites, para garantizar la conectividad «no ya en España, un país que tiene buenas infraestructuras en este campo, sino sobre todo en Latinoamérica».

«Una de las cosas que más nos preocupan hoy en día es la conectividad digital, porque para la digitalización necesitamos algo que es básico, estar conectados» y «el satélite es una tecnología que nos permite universalizar esa conectividad».

Ha incidido en que «en Latinoamérica falta mucha gente por estar conectada y las telecomunicaciones por satélite son el gran instrumento para hacer universal la conectividad digital», que es algo ligado al avance «y también al desarrollo social y económico de los países».

Según sus datos, en Latinoamérica alrededor de 240 millones de personas no tienen acceso a servicios digitales terrestres, «y eso supone que están al margen de las posibilidades de desarrollo» de la sociedad digital, «por lo que está claro que el satélite tiene un gran papel que jugar», ha asegurado, en alusión a las infraestructuras que ofrece Hispasat.

Ha reconocido que en estos momentos, junto a empresas como la suya, que tratan de ofrecer servicios de telecomunicaciones a los ciudadanos, hay otras que tienen diferentes intereses, con lo que «aunque históricamente el espacio ha sido un lugar de cooperación, ahora es otro campo con una importancia geoestratégica muy importante».

Precisamente por eso, «Europa, como en otras cosas, tiene que estar junta para desarrollar proyectos de autonomía estratégica» de la misma manera que «Hispasat es un proyecto estratégico de país» que «nació hace treinta años porque se creyó en la importancia de las comunicaciones y además ha servido de tractor de la industria espacial en España».

Ahora mismo, en la industria satelital «Estados Unidos, China y otros bloques juegan su papel» y «Europa o une sus esfuerzos o evidentemente tendría problemas ante los gigantes de las telecomunicaciones».

Algo, ha dicho, que «se ha reforzado en estos últimos tres años en los que hemos aprendido el concepto de autonomía estratégica y eso solo se consigue sumando esfuerzos», porque «estamos en un mercado muy competitivo» y «además eso nos permitiría estrechar lazos con América Latina», ha concluido Hereu.