Front Abolicionista: València es un paraíso para puteros y proxenetas

València (EFE).- El Front Abolicionista del País Valencià ha denunciado la «pasividad política» ante la prostitución durante una concentración en València, a cuyo ayuntamiento han reclamado que adopte la ordenanza abolicionista ya aprobada por otros consistorios al considerar que la ciudad se ha convertido en un «paraíso para puteros y proxenetas».

Durante una concentración en la plaza del Ayuntamiento de València, en la que han participado miembros del colectivo, se ha leído un manifiesto que recoge los incumplimientos en materia de legislación abolicionista de los Gobiernos central, autonómico y local que, según aseguran desde el Front, «se dicen feministas y no solo son».

Acelerar la legislación abolicionista

Instan a acelerar la aprobación de una Ley Orgánica por la Abolición del Sistema Prostitucional (LOASP), escrita y propuesta por el movimiento feminista de España y entregada a la ministra de Igualdad en diciembre de 2020, pero que aún «continúa guardada en un cajón».

Asimismo, reclaman a Generalitat la elaboración de normativa abolicionista que dé contenido a la Proposición no de Ley (PNL) redactada y propuesta por las integrantes del Front, y que fue aprobada en la comisión de Igualdad de las Cortes el 7 de octubre de 2021.

Según denuncian, en la Estrategia valenciana contra la violencia sexual «se maniobró desde la Conselleria de Igualdad y Políticas inclusivas para que la prostitución no fuera considerada como una forma de violencia machista, de forma contraria a la demanda del movimiento feminista valenciano».

«Como feministas, entendemos que la instauración de políticas abolicionistas, constituye la vía más acorde con los derechos humanos, la ética feminista y los valores democráticos, al colocar en el centro la vida y la dignidad de las mujeres y las niñas», señalan en el escrito..

Además, reclaman perseguir penalmente a miembros de redes proxenetas y también a los puteros, «porque es el dinero de estos últimos el que fomenta y sostiene dichas redes» y aseguran que los puteros «no compran servicios sexuales, compran imposiciones y violencias sexuales».

Feminicidios en contexto de prostitución

Asimismo, denuncian «los feminicidios en contexto de prostitución de los últimos cinco años, como el de Marta Calvo, Lady Marcela, Arliene Ramos (asesinadas por el mismo putero, que intentó asesinar a 6 mujeres prostituídas más) y Florina Gogos, todos ellos perpetrados en la Comunitat Valenciana; o el de Milena Sánchez, en la Comunidad de Madrid».

A juicio del Front Abolicionista, «la pasividad política ante la permanencia de una actividad tan claramente perniciosa, con el consiguiente deterioro y debilitamiento de la necesaria convivencia igualitaria de mujeres y varones, tiene que acabar de inmediato».

Valencia, paraíso de puteros y proxenetas

Asimismo, piden al Ayuntamiento de València, ciudad que según la entidad se está convirtiendo en un «paraíso de puteros y proxenetas», que adopte la ordenanza abolicionista que ya han aprobado consistorios como Albal, Quart de Poblet, Petrer, Paterna y Alacuás.

«Valéncia se está convirtiendo en un paraíso de puteros y proxenetas, a la vista de la amplísima gama de posibilidades que nuestra ciudad ofrece a varones autóctonos y foráneos para la práctica de la dominación sexual: rotondas, calles, burdeles, pisos, establecimientos rotulados como bares o centros de masajes».

«También mediante auténticos prostíbulos de lujo, con licencia de “hotel” (algunos de reciente apertura) que se publicitan desenfadadamente, de forma impresa o en redes sociales. Todo esto hace del Ayuntamiento de València un ayuntamiento que se lucra de la explotación sexual de niñas y de mujeres en el municipio», denuncian.

Consideran «inaceptable» el «abandono del compromiso político abolicionista que el Govern del Botànic y el Ayuntamiento de València adquirieron con la sociedad valenciana» y han pedido que ambas instituciones apoyen medidas, programen actos y editen materiales educativos «alejados -o hasta contrarios- a las propuestas feministas».