La Audiencia rechaza la petición de Camps de aplazar su juicio por Gürtel

Madrid (EFE).- La Audiencia Nacional ha rechazado la petición del expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps de aplazar el juicio previsto para el próximo 23 de enero, en el que se enfrentará a una petición de dos años y medio de prisión, acusado en relación a la presunta contratación irregular con la trama Gürtel del montaje expositor valenciano en la feria Fitur de 2009.

La defensa de Camps solicitó la semana pasada el aplazamiento de su juicio ante las dificultades con las que se ha encontrado a la hora de prepararlo al no estar toda la documentación de la causa incorporada en la plataforma informática, contando con «carpetas vacías» y con tomos inexistentes, además de que no está archivada de forma cronológica.

El expresidente valenciano (2003-2011) y del PP en dicha comunidad (2002-2011) subrayaba en su escrito que, con esas condiciones, el ejercicio de defensa y la preparación del juicio «resulta imposible».

Pero la Sala de lo Penal de la Audiencia no ha visto motivo suficiente para el aplazamiento de un juicio que ya tuvo que posponerse debido a la falta de salas disponibles en el tribunal (en un principio estaba previsto para el próximo martes y se retrasó al día 23) y ha emplazado a Camps a plantear la misma cuestión el primer día de la vista oral.

Lo hace en un auto, al que ha tenido acceso EFE, después de que la letrada de la Administración de Justicia hiciese constar que «toda la documentación de que consta esta causa, así como la de todas las causas anteriores relacionadas con esta, se encuentran elevadas» a la plataforma informática.

Camps está acusado en este juicio, uno de los últimos que quedan de la trama Gürtel, de delitos de prevaricación y fraude en relación con la contratación irregular con la trama Gürtel para el montaje del expositor del pabellón de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009.

Será su segundo juicio por Gürtel; el primero, el conocido como el de «los trajes» y en el que acabó siendo absuelto, le llevó a dimitir como presidente de la Generalitat valenciana por el PP en julio de 2011.