Año Picasso: Un homenaje al genio sin obviar sus zonas oscuras

Madrid, 12 sep (EFE).- El Año Picasso, el 50 aniversario de la muerte del pintor que se inaugura hoy y se celebrará durante todo 2023, contará con 42 exposiciones y diversas actividades que ahondan en la figura del pintor y el carácter revolucionario de su obra, sin rehuir su controvertida relación con las mujeres.

Francia y España han puesto toda la carne en el asador para esta programación, que arranca hoy de manera oficial. ¿Queda algo por contar de Picasso? «Por supuesto», ha señalado hoy Carlos Alberdi, máximo responsable de la comisión que presidente los actos organizados por España y Francia.

El aluvión de exposiciones que se celebrarán en los próximos meses en varios países es prueba de ello. En total serán medio centenar de exposiciones en todo el mundo -la mayor parte en España (16), Francia (12) y Estados Unidos (7)- y el objetivo es que su figura sea, si cabe, más conocida todavía, sobre todo para las nuevas generaciones.

«Si hay un artista que define el siglo XX, con toda su crueldad, violencia, pasión, excesos y contradicciones, es sin duda Picasso», ha dicho el ministro de Cultura, Miquel Iceta, hoy en el acto de presentación del aniversario ante el Guernica, junto a su homóloga francesa Rima Abdul Malak.

LAS MUJERES Y PICASSO

La programación no rehuye las zonas oscuras de la vida del pintor, como su controvertida relación con las mujeres. En los últimos años, la nueva ola feminista surgida tras el movimiento ‘Me Too’ se ha extendido también al mundo del arte y Picasso no ha salido indemne, aunque la cuestión no es nueva y hay abundante bibliografia sobre ello.

«¿Se puede separar la vida de la obra de un artista? Yo creo que no. Pero ¿Elementos condenables de una vida nos van a impedir valorar la obra? Tampoco», ha dicho hoy Iceta ante el Guernica.

La ministra francesa de cultura, que se ha declarado feminista, ha abogado por un debate serio y con cuidado. «No podemos resumir su obra a su relación con las mujeres, ha tenido muchos aspectos».

Su figura, ha recordado, sigue generando atracción, no solo por su fuerza artística «también por su fuerza política». El «Guernica», ha dicho, encarna el valor democrático del arte y «nos conecta» con lo que sucede en la guerra en Ucrania.

Por el momento solo una de las exposiciones de la programación estará abiertamente concebida con enfoque de género. Todavía no tiene título, será en el Museo de Brooklyn (junio 2023), comisariada por Hannah Gadsby, la ácida cómica australiana que desmotó al pintor y otros grandes artistas en su proyecto «Nannette».

El nieto del artista, Bernard Ruiz-Picasso, cree que el debate «es importante», siempre y cuando se haga con seriedad. «Las mujeres que vivieron con Picasso no fueron captadas o estaban en la cárcel (…). La gente vive la vida como quiere (…). El debate tiene que ser serio para poder aprender», ha dicho.

LAS MIL CARAS DE PICASSO

Junto a la cuestión de género hay multitud de proyectos enmarcados en el Año Picasso que ahondan en sus influencias del Greco (Museo del Prado) o Goya (Musée Goya), su innovación en géneros como la escultura (Fundación Mapfre); sus etapa cubista (Met), el paisaje (Museo de Cincinati) o su etapa más joven (Solomon Guggenheim).

El nieto del artista, que tiene una fundación con el legado de su abuelo, ha prestado muchas de las obras para las exposiciones que se van a hacer. Su papel, junto con el del Museo Nacional de Picasso de París -prestará más de 600 obras- ha sido clave para sacar adelante el ambicioso programa presentado hoy.

También de dinero, España aporta al centenario 6 millones de euros -3 millones del Gobierno y otros 3 aportados por Telefónica como patrocinador-. Francia no ha querido desvelar su aportación al proyecto.

Entre las exposiciones más importantes y ambiciosas que verán la luz los próximos meses está la del Museo Pompidou, que reunirá más de 2.000 dibujos y grabados de Pablo Picasso desde sus estudios de juventud hasta sus últimos años.

En España, el Museo Reina Sofía, guardián de su obra magna, El Guernica, se centra en 1906, año de sus primeros tanteos con el cubismo con una gran exposición: «La Gran Transformación».

Otro de los grandes proyectos es el del Museo Nacional Picasso de París, que propondrá una nueva lectura de su colección con artistas contemporáneos, en una muestra ideada por el diseñador inglés Paul Smith.

El Museo Reina Sofía acogerá un congreso a finales de este año sobre la figura de Picasso, y como colofón, en otoño de 2023 se celebrará en París un gran simposio y la apertura del Centro de Estudios Picasso en el Museo Nacional de Picasso en la capital francesa.