El concurso de piano Paloma O’Shea «cierra su ciclo» tras 50 años y 20 ediciones

Santander, 9 oct (EFE).- La presidenta de la Fundación Albéniz, Paloma O’Shea, ha asegurado este jueves ante el patronato de esta entidad cultural que el Concurso Internacional de Piano de Santander, que lleva su nombre, «cierra su ciclo» tras 50 años y 20 ediciones.

«Ha llegado el momento de cerrar el ciclo del Concurso Internacional de Piano de Santander», ha dicho O’Shea, tras la reunión anual de ese órgano del Centro de Estudios Musicales de Santander de la Fundación Albéniz.

Esta entidad ha dado a conocer ese anuncio de la mecenas, que ya se despidió del concurso en su última edición, celebrada este verano, y que dejó el pasado viernes en el aire la continuidad del certamen durante un encuentro de la Escuela de Música Reina Sofía, que también preside.

«Creo que en este tiempo hemos logrado muchas cosas. Hemos ayudado a centenares de pianistas, hemos promovido la música de piano y el concurso se ha situado entre los primeros del mundo, como considera la propia Federación Mundial de Concursos Internacionales de Música», ha resumido O’Shea.

Ha resaltado la escultura que se ha inaugurado recientemente en el Palacio de Festivales de Cantabria, que rinde honor al concurso, y ha afirmado que «puede ayudar a subrayar la importancia que tiene la música y la cultura en nuestra vida colectiva». «Mantendrá la memoria del Concurso de Piano», ha enfatizado.

Respecto a esta última edición del concurso, ha celebrado que hubo «magníficos colaboradores artísticos, un jurado de grandes personalidades del piano presidido por el gran Joaquín Achúcarro», y ha subrayado «un ganador de primer nivel, el joven canadiense Jaeden Izik-Dzurko, a cuyo lanzamiento internacional estamos dedicando ahora muchos esfuerzos».

Y ha avanzado que la Fundación Albéniz «trabajará en los programas a los que el concurso dio lugar para avanzar en sus objetivos: ayudar en su desarrollo a los jóvenes músicos de gran talento, no solo a los pianistas, y acercar el beneficio de la música a todos».

En este sentido, se ha referido a los programas de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, el Instituto Internacional de Música de Cámara y el Encuentro de Música y Academia de Santander.

Paloma O’Shea ha agradecido la presencia de las instituciones públicas, Vicepresidencia del Gobierno de Cantabria, Ayuntamiento de Santander, rectores de las dos universidades cántabras y en general a las instituciones públicas y privadas implicadas en estas actividades.

El Concurso Internacional de Piano de Santander, es una de las competiciones más prestigiosas destinada a dar a conocer y relanzar a jóvenes talentos, y que se celebra desde 1972 en la capital cántabra cada tres años. Lleva el nombre de su fundadora, Paloma O’Shea, y lo organiza la Fundación Albéniz.