El «oso perjudicado» de la cabalgata de Cádiz se resiste a desaparecer

Cádiz (EFE).- Aunque el Ayuntamiento de Cádiz haya rechazado su reaparición mañana en la Cabalgata de Reyes, el «oso perjudicado» se resiste a desaparecer por iniciativa de la Asociación de Vecinos «El Carmen» de los barrios del Mentidero y San Lorenzo Mártir.

El pasado lunes los miembros de esta asociación impulsaron su inesperado regreso por las calles de la ciudad, que se hizo viral en redes sociales, con collarín incluido, y ahora apuntan a que ha sido invitado a un plató de televisión para participar en un programa el mismo día de la cabalgata, en la que no participará.

«No creo. No nos han llamado del Ayuntamiento. Y nosotros mañana vamos a festejar la Cabalgata del Ayuntamiento, no queremos molestar a nadie, ni fastidiar el evento», ha explicado hoy a EFE Sergio García, secretario de la asociación.

Aunque lo recrea, este «oso perjudicado» no es el peludo que el año pasado se hizo famoso en la Cabalgata de Reyes Magos de Cádiz, cuando, al inicio del desfile, el mecanismo de aire que lo sustentaba se estropeó y su cabeza permaneció doblada varias decenas de metros, hasta que fue retirado.

Aquel momento se convirtió en viral en las redes sociales y fue objeto continuo de memes. Hasta se crearon productos como camisetas y calcetines con la imagen del «oso perjudicado» de Cádiz.

El Ayuntamiento de Cádiz rechaza la reaparición del oso en la cabalgata

Repensó su decisión cuando vio una iniciativa ciudadana que reunió más de 4.000 firmas para pedir el regreso del oso.

Pero optó por no cambiar su decisión: «La petición de que vuelva el oso viene de adultos, y nuestra cabalgata debe pensar en las niñas y los niños, para los que preparamos esa cabalgata», defendió en ese momento la concejala de Cultura y Fiestas, Lola Cazalilla, que cree que este evento es «algo muy serio» que debía este año recuperar «la normalidad» que había perdido con la pandemia.

«Es una oportunidad que ha perdido el Ayuntamiento de Cádiz», dice a EFE uno de los miembros de la asociación de vecinos «El Carmen».

Esta asociación sí quiso aprovechar el momento y decidió, por votación, que el «oso perjudicado» saliera en la cabalgata del barrio que, desde hace más de 30 años, organiza días antes del desfile oficial del Ayuntamiento.

Encargaron por internet un disfraz, que llegó con retraso, apenas el día antes, y le colocaron un collarín.

El oso "perjudicado" que se hizo viral en la Cabalgata de Reyes de Cádiz del año pasado, ha vuelto, esta vez con un collarín, a las calles de la ciudad para renovar, y hasta multiplicar, su éxito.
El oso «perjudicado», con el cuello descoyuntado, que se hizo viral en la Cabalgata de Reyes de Cádiz del año pasado, ha vuelto, esta vez con un collarín, a las calles de la ciudad para renovar, y hasta multiplicar, su éxito. EFE/Román Ríos

¿Quién está dentro del oso de la cabalgata?

Inma, una higienista dental de Cádiz miembro de la asociación, se ofreció para ir como voluntaria en la cabalgata que se celebró el pasado lunes 2 de enero, bailando durante las cuatro horas que duró el desfile dentro de un disfraz de plástico que se hincha gracias a un ventilador que lleva incorporado-.

«Yo soy una persona soy ‘cortona’. Soy de las que va a una fiesta y se queda con la copa sentada en la barra. Pero me metí en el disfraz y no sé qué me pasó, que me sentía en el salón de mi casa», cuenta.

«Si hubiera sabido lo que iba a pasar no me meto. Pensaba que iba a hacer gracia en nuestro entorno, en nuestro barrio, pero es que ha salido en todos los sitios, nos están llamando de todas las televisiones», comenta entre risas.

«Sabíamos que iba a gustar, pero no hasta este punto. Cuando esa noche llegué a casa vi que alguien había colgado un vídeo en las redes y que ya tenía más de 3.000 reproducciones, ya era viral, ha sido una locura desbordante», dice otro voluntario de la asociación.

El «oso perjudicado», que esta misma tarde viaja a Madrid para grabar en un plató un programa de televisión, se ha convertido así de nuevo en protagonista de las cabalgatas de los Reyes Magos de 2023.

Dado el éxito sus impulsores ya piensan en «guardarlo para sacarlo el año que viene, igual con unas clases de zumba se recupera del todo del cuello, y puede salir bien», dicen en la asociación.