La caída del bitcoin impacta en el fútbol

Sergi Escudero |

Barcelona (EFE).- El colapso de FTX, empresa dedicada al intercambio de criptomonedas, explica la caída. De 19.000 euros por bitcoin a poco más de 16.000.

DigitalBits, patrocinador del Inter, no cumplió con los plazos de pago. El Barça no lo ve claro.

Una prueba de ello es el fútbol español, en el que la mayoría de los equipos de Primera División tiene patrocinios de criptomonedas. “Estas empresas poseen mucho músculo financiero. Han pasado de cero a miles de millones en poco tiempo.

Quieren llegar a un público muy amplio y el fútbol es una plataforma perfecta para ello”, explica a EFE José Parra Moyano, profesor de ‘blockchain’ en la Copenhaguen Business School.

Intercambios de criptomonedas descentralizados

El gigante estadounidense FTX patrocina desde 2021 a la Universidad de California a cambio de 17,5 millones de dólares por ponerle el nombre a su estadio, el FTX Field of California Memorial Stadium, durante 10 años. Pero la situación actual provoca que el patrocinio esté claramente en peligro.

Aunque el problema que se puede originar va mucho más allá de un patrocinio concreto y también puede tener un efecto negativo en los de otras empresas de criptomonedas que se verían afectadas por la caída de FTX.

“Se hablaba de que Binance, otro gigante del intercambio de criptomonedas, podía comprar FTX. Pero ahora parece ser que se ha retirado de la compra y, por este motivo, se ha producido este descenso en el valor del Bitcoin. La quiebra de FTX para el mundo de las criptomonedas es como si quebrara un banco para el mercado tradicional”, informa Moyano.

Según el profesor de ‘blockchain’ de la Copenhaguen Business School, “esta situación es fatal para el mundo de las criptomonedas y mucha gente va a perder mucho dinero”. Pero, a medio plazo, considera que puede convertirse en algo positivo “si provoca que las empresas apuesten por los intercambios de criptomonedas descentralizados, lo que sanearía un poco el ecosistema”.

El FC Barcelona se resiste

Este tipo de noticias provocan que algunos clubes deportivos, como el FC Barcelona, aún se resistan a relacionarse con el sector de las criptomonedas. Actualmente, en la junta directiva del club azulgrana hay un debate sobre si aceptar o no las ofertas de empresas de criptomonedas de entre 15 y 20 millones de euros que está recibiendo por patrocinar la manga izquierda de la camiseta de juego.

WhiteBIT y Nexo son algunas de las que se han interesado por ello en los últimos tiempos y, en el pasado, otras también lo hicieron por el frontal de la camiseta de juego, que finalmente fue para Spotify a pesar de que ofreció cantidades menos elevadas.

Los temores que provocan que, de momento, aún no se haya aceptado ninguna de estas ofertas del sector de las criptomonedas por parte del Barcelona es que una parte de la junta, en el que se incluye el presidente Joan Laporta, considera al sector como “especulativo, de riesgo, muy variable y poco ético”.

De hecho, el Inter de Milán ya ha sufrido un varapalo a causa de un patrocinador del sector, la estadounidense DigitalBits, que no cumplió con los plazos de pago firmados con la entidad milanesa.

Ahora, las dos partes se encuentran en negociaciones para llegar a una solución y la marca aún aparece en el frontal de la camiseta del Inter, como se pudo ver en el triunfo ante el Boloña de este miércoles.

Ganancias para «unos pocos»

“Las empresas de criptomonedas están apostando más por el fútbol que el fútbol por las empresas de criptomonedas”, explica Moyano. “A los clubes les van llegando regularmente ofertas procedentes de este sector”, añade.

Uno de los motivos por los que los clubes no siempre las ven con buenos ojos, más allá de los explicados anteriormente, es que “en el sector financiero la mayoría de la gente pierde dinero, tan solo ganan unos pocos”. Así, Moyano considera que los clubes “pueden tener miedo de asociarse con empresas que generarán frustración en sus aficionados”.

El golpe de FTX para el sector de las criptomonedas justo acaba de suceder. Tan solo las próximas semanas, y sobre todo los próximos meses, desvelarán cuál será el alcance en el mundo del deporte de la afectación en el mundo del deporte como consecuencia de este suceso.