Carlos Sainz remonta para ganar la primera etapa del Dakar

Redacción Deportes (EFE).- El español Carlos Sainz (Audi) protagonizó una gran remontada en la primera etapa del Rally Dakar 2023, en la que llegó a estar a 3:17 de su compañero Mattias Ekstrom, al que destronó en los últimos 90 kilómetros, en los que también superó al francés Sébastien Loeb (Bahrain).

El piloto madrileño completó los 367 kilómetros de especial en 3h20:41 y arrebató el triunfo al sueco, que acabó, provisionalmente, a 47 segundos, y al alsaciano, que se tuvo que conformar con la segunda plaza a 23 segundos.

Con la aplicación de sanciones, Ekstrom, al que le castigaron con 15 minutos, se vio relegado a la decimoquinta posición y su puesto en el podio fue para Yazeed al Rajhi (Overdrive), que también se vio beneficiado por el minuto que le endosaron al francés Guerlain Chicherit (GCK Motorsport).

Sainz, tres veces campeón del Dakar (2010, 2018 y 2020), logró su tercera victoria con el Audi híbrido y la cuadragésima segunda en sus 16 Dakar. Un triunfo con más mérito, si cabe, tras superar el primer contratiempo que se le presentó, un pinchazo.

Reforzado por su victoria en la prólogo, el sueco Mattias Ekstrom (Audi) marcó el mejor tiempo (20:48) en el paso por el kilómetro 37, con 11 segundos sobre el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota). Sainz, que partía quinto, estaba entonces a 2:41 de su compañero de equipo. Al ‘Matador’ le tocaba remontar.

Remontada a la estela de Ekstrom

El sueco se mantuvo al frente después de los 88 primeros kilómetros de especial, aunque con solo dos segundos sobre Guerlain Chicherit (GCK Motorsport) y Stéphane Peterhansel tercero a 1:27. Sainz iba a más pero se dejaba 3:17 respecto al primero.

Los que andaban a la zaga de Ekstrom alternaban posiciones. Chicherit se mantenía segundo después de 133 kilómetros, a 1:03 y Sébastien Loeb (Bahrain) pasaba a la tercera plaza, todavía lejos de los que tenía por delante en la clasificación de la etapa, a casi dos minutos del de Audi.

El francés asaltó la segunda posición en el punto de paso del kilómetro 168, el penúltimo de referencia antes de la meta, pero no era capaz de recortar diferencias con el líder. Sainz, sexto en ese momento, estaba a casi cuatro minutos de Ekstrom y a menos de dos del nueve veces campeón del mundo de rallies.

La victoria empezó a complicársele a Ekstrom tras 277 kilómetros de especial, a 90 para el final de etapa. Por detrás, apretaban.

La situación había mejorado considerablemente para Sainz. En el último ‘waypoint’, el español pasaba tercero con el mismo tiempo que Chicherit, a 58 segundos Loeb y a menos de dos minutos del líder, con Al-Attiyah a 25 segundos.

Sainz completó la épica en la parte final de la etapa y acabó con 23 segundos de renta sobre el alsaciano, 47 respecto a Ekstrom y más de un minuto sobre Chicherit. Además, le metió 7:09 a Al-Attiyah, quien tuvo otros diez segundos de penalización.

En la general, el madrileño lidera con 10 segundos sobre Loeb y 2:01 sobre Al Rajhi. El vigente campeón, Al-Attiyah, es sexto a 7:17 y el segundo mejor Audi, el de Peterhansel, está a 8:51 del líder.

Sainz tuvo que reponerse de un «pinchazo» al inicio de la especial

«Todo fue bien, excepto un pinchazo en el inicio de la especial. He preferido después ir con cuidado, ya que había muchas piedras», admitió el español Carlos Sainz (Audi) tras cruzar la meta.

El madrileño llegó a estar a más de tres minutos de su compañero de equipo Mattias Ekstrom, que lideró casi toda la etapa, pero en la parte final de la jornada fue capaz de batir su tiempo y también el del francés Sébastien Loeb (Bahrain).

«El resto de la especial fue más o menos bien hasta el final. El coche ha ido bien, sin problemas», dijo.

Con vistas a la segunda etapa, en la que no partirá en una posición fácil para atacar, afirmó que ya verá «qué estrategia conviene adoptar».

Brabec gana tras las sanciones, Barreda repite y Sunderland abandona

El estadounidense Ricky Brabec (Honda) se impuso en la primera etapa de motos del Rally Dakar 2023 después de que la organización aplicara sanciones a los dos primeros clasificados, el australiano Daniel Sanders (GasGas) y el chileno Pablo Quintanilla (Honda), y al español Joan Barreda (Honda).

Fue un pésimo día para GasGas ya que, además de la sanción a Sanders que le quitó la victoria, perdió al vigente campeón del rally, Sam Sunderland, que abandonó tras un accidente.

El nuevo podio lo completó el estadounidense Mason Klein, que rozó su primer triunfo, mientras que Barreda, a pesar del castigo, repitió la posición de la prólogo (cuarto).

La etapa fue emocionante hasta el final y más allá por los cambios que se produjeron en la clasificación: dos minutos para Sanders y Quintanilla y uno a Barreda por excesos de velocidad.

Al triunfo final ya no opta el defensor del título, Sunderland, que sufrió un accidente en el kilómetro 52 de la primera especial de la prueba de resistencia y tuvo que dejar la prueba.

Aunque se encontraba «consciente y con movilidad completa», según precisó la organización, el doble ganador del Dakar (se impuso también en 2017) hubo de ser trasladado al hospital de Yanbu para someterse a exámenes médicos adicionales.

Los diez más rápidos de la prólogo del sábado, que se llevó el australiano Toby Price (KTM) podían elegir posición entre las 28 disponibles de RallyGP. Tras haberse caído en esa primera toma de contacto con el Dakar, el chileno Nacho Cornejo (Honda) adelantó a Mohammed Balooshi (KTM) y tuvo que abrir pista para remontar el tiempo que perdió el primer día, pero fue décimo, a 6:25 del ganador.

Sunderland no revalidará el Dakar

Sunderland, que partía desde el puesto 22, lideró los primeros 37 kilómetros de la especial (22:10), con diez segundos de ventaja sobre Quintanilla y Barreda y trece respecto a Price.

Ya sin Sunderland en competición, al segundo punto, el 88, se presentaron tres Honda en cabeza, con el norteamericano Ricky Brabec firmando el mejor tiempo (58:34), diez segundos mejor que Barreda y once respecto a Quintanilla.

Perdía trece el californiano Mason Klein (KTM) en su estreno en la categoría RallyGP, pero le dio la vuelta a la situación en el paso por el kilómetro 133, en el que aventajaba en 46 segundos a Brabec y Barreda y en más de un minuto a Price, Sanders y Quintanilla.

Klein consolidó la primera plaza de la especial tras 168, con 1:26 sobre Sanders, 1:51 respecto a Brabec y 2:26 sobre Barreda, que se descolgó de la pelea por la victoria parcial.

Sin embargo, el entonces líder de etapa llegó con solo veinte segundos al último paso intermedio, el del kilómetro 277, sobre Sanders, que iba a más, y en torno al minuto y medio respecto al argentino Kevin Benavides (KTM), Brabec, Quintanilla y Barreda.

Klein llegó a caer del podio antes de que se aplicaran las sanciones, a 54 segundos de Sanders, tras los 367 kilómetros de especial, Quintanilla escaló hasta la segunda plaza, a solo siete segundos del ganador provisional, Brabec se quedó a diez y Barreda, a veinte.

Sin embargo, las sanciones dieron un vuelco a la tabla: el Dakar situó a Brabec en primer lugar (3h31:10), con el argentino Kevin Benavides a 44 segundos, mismo tiempo que Klein, y Barreda cuarto a 1:10.
Sanders bajó hasta la sexta posición (a 1:50) y Quintanilla fue séptimo.