Sampaoli: «La evolución estará más ligada a los jugadores que al entrenador»

Sevilla, 14 oct (EFE).- Jorge Sampaoli, técnico argentino del Sevilla, ha declarado este viernes en rueda de prensa que «la evolución» del equipo sevillista en su segunda etapa en el club «siempre va a estar vinculada a los jugadores», pues existe «una sobrevaloración de lo que se hace desde el lado del entrenador».

Para Sampaoli, la misión del cuerpo técnico es «lograr que los jugadores disfruten los partidos» pero advirtió que el progreso de los futbolistas «no es homogéneo» porque a «algunos jugadores que les cuesta más tiempo» alcanzar ese punto de equilibrio e incluso «otros que no alcanzan nunca».

El preparador santafesino ha recordado que no participó en la elección de jugadores del plantel, por lo que se debe «adecuar a los que hay» para profundizar en «las grandes modificaciones que se provocan en la llegada» de un entrenador nuevo, cuando «el primer efecto es el que mejor se asienta».

Sin embargo, Sampaoli piensa que «si uno no avanza, puede volver atrás con mucha facilidad», de modo que ahora ve al Sevilla «más cerca de volver a dar el paso atrás que de mejorar», así que trabaja «en el sentido de evitar eso» para propiciar «una mejora en la manera de competir».

Estas palabras, según el técnico sevillista, no son «una estrategia de comunicación», sino la realidad, ya que «con tres o cuarto entrenamientos» no se puede «hacer responsable de que el equipo salga del lugar donde está: seguramente, la regularidad se alcanzará con el tiempo», dijo.

Jorge Sampaoli avisó de que el Sevilla tendrá «un problema si se pone la obligación de ganar», puesto que el triunfo «llega por medio del buen juego, es como se gana» y estar «centrado en la obligatoriedad del triunfo» provoca que «pasen las cosas que pasaron en los partidos que se perdieron».

El técnico de Casilda alabó a su pupilo Isco Alarcón, a quien considera «un jugador extraordinario» que pretende convertir en el futbolista que «puede liderar una situación colectiva: sería genial, porque entiende muy bien el juego», así que su liderato le vendría muy bien» al equipo.

Sampaoli espera «ver a un Sevilla reconocible» mañana en el campo del Mallorca, un rival que «fue muy duro para el Madrid o el Barcelona y, desde su estructura, puede hacer mucho daño», por lo que deberá «convencer a los jugadores de que tienen herramientas para solventar esos problemas», lo que los llevará a «jugar sin angustia, eso sí sería un avance».

Pese a la baja por sanción de su goleador Vedat Muriqi, el entrenador sevillista considera que «el Mallorca puede jugar con un centro delantero parecido» al kosovar «o con un jugador con otras características», ya que «cada equipo tiene a futbolistas que incomodan al rival».

Sampaoli explicó que Rafa Mir, el único futbolista disponible de la primera plantilla que aún no ha jugado ni un minuto a sus órdenes, permanece inédito porque «en la situación de delantero», él usa «a uno y al rotar con otros dos», el marroquí Youssef En-Nesyri y el danés Kasper Dolberg, «siempre hay cierto grado de dificultad en el reparto de minutos».