Una gran bandeja en el centro de Madrid reclama comedores escolares gratuitos

Madrid, 7 sep (EFE).- En coincidencia con la semana de la vuelta al colegio, la ONG Educo ha colocado este miércoles una bandeja gigante en el centro de Madrid para visibilizar la importancia del comedor escolar y reivindicar su acceso universal y gratuito, un coste que supondría 1.664 millones de euros al año para las administraciones.

En coincidencia con la semana de la vuelta al colegio, la ONG Educo ha colocado este miércoles una bandeja gigante en el centro de Madrid para visibilizar la importancia del comedor escolar y reivindicar su acceso universal y gratuito, un coste que supondría 1.664 millones de euros al año para las administraciones. EFE/ Luis Millan

En un contexto de inflación, Educo denuncia que “para muchas familias el coste del inicio del curso es inasumible. En España, uno de cada tres niños y niñas está en riesgo de pobreza o exclusión. Además, el coste del comedor representa entre 70 y 130 euros» al año por hijo.

Sin embargo, añade en una nota, «solo el 11 % tiene algún tipo de ayuda económica o beca para ir al comedor. Son muchos los que se quedan fuera» porque las familias no pueden asumir el gasto.

El acto de calle en el centro de Madrid, en la plaza de la Red de San Luis, junto a la Gran Vía, forma parte de la campaña #LaVueltaAlColeMásCara, que busca concienciar sobre la importancia del comedor y hacer una llamada a la ciudadanía a sumar fuerzas para lograr que sea universal y gratuito.

La organización reivindica que, en un momento de crisis como el actual, este servicio debe ser una prioridad de país. “Por eso, pedimos que sea universal y gratuito. Que toda la infancia tenga la oportunidad de ir, sea cual sea su situación económica”, explica Pilar Orenes, directora general de Educo.

Según las estimaciones de Educo, el comedor universal y gratuito en todas las escuelas públicas de primaria supondría un coste para las administraciones de 1.664 millones de euros anuales.

Mientras esto no sea posible, la oenegé defiende que hay que poner el foco en los niños más vulnerables, que suman más de 480.000.

Para que estos escolares pudieran acceder al comedor, además de los que ya van al mismo, los gobiernos deberían invertir 1.073 millones, según los cálculos de la ONG.

«Solo la mitad de las personas que piden ayudas y becas comedor públicas las reciben. Esto ocurre por diversos motivos, como que las familias tienen que presentar los datos de la renta del año anterior, que no siempre es un reflejo de la situación económica que viven en ese momento, o bien porque, al no estar obligados, no han hecho la declaración de la renta y no tienen esta documentación imprescindible para obtener la beca», o no entienden qué documentos presentar.

Desde 2013, Educo tiene en marcha un Programa de Beca Comedor, con el que proporciona una comida completa a los pequeños que no reciben ayudas de las administraciones o bien estas no cubren el coste total. En nueve años ha otorgado más de 52.000 becas y ha facilitado 4,3 millones de comidas.