Bruselas recorta al 1 % su previsión de crecimiento del PIB de España en 2023

Bruselas (EFE).- La Comisión Europea recortó este viernes su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España en 2023 hasta el 1 %, más de un punto menos de lo que calculaba hace unos meses, pero cree que la economía española esquivará la recesión técnica en un ejercicio en el que la inflación bajará al 4,8 %.

Las nuevas previsiones económicas del Ejecutivo comunitario prevén, en particular, una contracción del 0,3 % en el último trimestre de este año y una tasa del 0 % en los tres primeros meses de 2023, evitando así encadenar dos trimestres en negativo, lo que supondría una recesión técnica.

Además, Bruselas eleva medio punto la proyección de expansión del PIB este año, desde el 4 % que anunció en julio hasta el 4,5 % que recoge el documento presentado en una rueda de prensa por el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

"El crecimiento del PIB seguirá siendo débil al inicio de 2023 antes de ganar solidez en la segunda mitad del año", resume el texto de Bruselas, en el que se cita entre los factores de mejora una menor presión de los precios energéticos, que conducirán a una "recuperación moderada del consumo privado", mayor normalización del turismo y la ejecución de reformas e inversiones del plan de recuperación.

Esta previsión de crecimiento de Bruselas para 2023 es un punto inferior a la que el Gobierno contempla en su proyecto de presupuestos, del 2,1 %. Preguntado por esta cuestión, el comisario Gentiloni explicó que se debe a una estimación más pesimista de sus servicios con respecto al comportamiento del consumo privado y las inversiones.

PIB España
Una calle comercial en Madrid, en una imagen de archivo. EFE/Chema Moya

"Ambos componentes crecen más robustamente (en las previsiones del Gobierno) de lo que estimamos nosotros, esa es la base de la diferencia", señaló en la comparecencia de prensa el comisario de Economía.

El italiano subrayó que los datos de la economía española para los próximos años son "bastante positivos" y será incluso la que más crezca entre las grandes de la eurozona, así como que la expansión será "más sólida" en 2024 gracias a una reforzada demanda tanto doméstica como exterior.

En concreto, el crecimiento del PIB español ese año será del 2 % y la inflación se habrá moderado entonces hasta el 2,3 %, según la actualización de las previsiones económicas de la Comisión.

A pesar de la tendencia a la baja del crecimiento de los precios, las autoridades comunitarias advierten de que el contagio desde la energía y los alimentos a otros bienes y servicios fue "cada vez más visible" en 2022 y provocará que la inflación subyacente "se mantenga en niveles elevados" durante los próximos años.

A esto, el Ejecutivo comunitario añade que "un ajuste de los salarios más rápidos podría alimentar una mayor inflación subyacente" en el periodo de estudio de las proyecciones, que abarca hasta 2024.

Por otro lado, el "fuerte" crecimiento de recaudación apuntalará una reducción del déficit este año desde el 6,9 % de 2021 hasta el 4,6 % del PIB, a pesar de la adopción de medidas que a lo largo del año han reducido los ingresos (como las bajadas del IVA) o han aumentado el gasto (el informe cita el descuento de 20 céntimos por litro de combustible).

PIB España
El puerto de Valencia, en una imagen de archivo. EFE/Kai Försterling

En 2023, el desfase entre ingresos y gasto público se reducirá tres décimas, hasta el 4,3 %, "reflejando un escenario macroeconómico más débil", para aprovechar un año después la aceleración de la expansión del PIB hasta situarse en un 3,6 %.

Con respecto a la deuda pública, las previsiones de la Comisión Europea contemplan que este ejercicio cierre en un 114 %, cuatro puntos menos en comparación con 2021, y después prosiga con la senda a la baja hasta el 112,5 % en 2023 y el 112,1 % en 2024.

Bruselas advierte del coste de vincular las pensiones al IPC

La Comisión Europea advirtió a España del coste "considerable" que tendrá vincular las pensiones al IPC sobre las cuentas públicas en 2023, a pesar de que prevé que el déficit público se siga reduciendo en el próximo ejercicio.

"Por el lado del gasto, la retirada de algunas medidas energéticas reducirá el déficit, pero se espera que volver a vincular las pensiones a la inflación pese considerablemente sobre el déficit público de 2023 (con un coste estimado de un 1,4 % del PIB)", reza el informe en el que Bruselas actualiza sus previsiones económicas.

En el documento, los servicios económicos del Ejecutivo comunitario avanzan que el desfase entre ingresos y gasto público en España en 2023 "se estrechará, pero más gradualmente" que en 2022, año en el que ha pasado de representar un 6,9 % del PIB a un 4,6 %.

En concreto, estiman que el déficit público caerá tres décimas en 2023, para situarse en un 4,3 % del PIB, y continuará el descenso en 2024, cuando cerrará el ejercicio en un 3,6 %, siete décimas por debajo del año anterior.

PIB España
Un jubilado pasea en Bilbao, en una imagen de archivo. EFE/Luis Tejido

Preguntado por dicha referencia a la vinculación de las pensiones al IPC en la rueda de prensa en la que presentó la actualización de las proyecciones económicas, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, recordó que Bruselas analizará la efectividad de la reforma cuando evalúe el cuarto tramo del plan de recuperación, "a finales del próximo año".

La reforma de las pensiones forma parte de los compromisos pactados por el Gobierno y Bruselas en el marco del fondo de recuperación, especialmente para el desembolso del cuarto tramo que ascendería a 10.000 millones de euros.

En dicho tramo están incluidos tres hitos de la reforma de las pensiones: la adecuación del periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación, la sustitución del factor de sostenibilidad por un mecanismo de equidad intergeneracional y el envío de proyecciones actualizadas que muestren que las reformas de las pensiones emprendidas en 2021 y 2022 garantizan la sostenibilidad presupuestaria a largo plazo.

PIB España
El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. EFE/Olivier Hoslet

"Confío en que en el periodo que tenemos por delante prosigamos con el diálogo entre los servicios de la Comisión Europea y las autoridades españolas para garantizar que este aspecto fiscal de la reforma de las pensiones sea acordado y satisfactorio", apuntó el político italiano.

La CE cree que la eurozona caerá en recesión

La Comisión Europea prevé que la economía de la eurozona entre en recesión en el último trimestre de este año pero anticipa que cerrará 2023 con un crecimiento del 0,3 %, más de un punto por debajo de lo que estimó en verano, según las previsiones macroeconómicas de otoño publicadas este viernes.

Bruselas revisa además al alza su proyección de inflación para el año próximo en más de dos puntos y la sitúa en el 6,1 %.

En 2022 el avance del PIB en el área de la moneda única será del 3,2 %, seis décimas por encima de lo anticipado en julio gracias a un primer semestre mejor de lo esperado y a pesar de que la economía se contraerá ya un 0,5 % en el cuarto trimestre, en tanto que la inflación llegará a tocar un máximo del 8,5 %, nueve décimas superior a la última proyección.

PIB españa
Una cadena de montaje de Opel en Zaragoza, en una imagen de archivo. EFE/Javier Cebollada

Para el conjunto de la Unión Europea, Bruselas anticipa una tendencia similar: eleva su previsión de crecimiento en cinco décimas para este año, al 3,3 %, y la recorta en 1,2 puntos para el próximo, al 0,3 %, al tiempo que revisa al alza su previsión de inflación en un punto para 2022, al 9,3 %, y en 2,4 puntos para 2023, al 7 %.

"Tras una primera mitad de año fuerte, la economía de la UE ha entrado en una fase mucho más difícil. El choque desatado por la guerra de Rusia contra Ucrania está minando la demanda global y reforzando las presiones inflacionistas", apunta el documento de Bruselas.

Si bien la reactivación de la economía y la relajación de las medidas contra la pandemia impulsaron el crecimiento de la economía europea incluso en el tercer trimestre, Bruselas espera que la elevada incertidumbre, los altos precios de la energía, la erosión del poder adquisitivo de los hogares y las condiciones de financiación más duras "lleven a la UE, la eurozona y la mayoría de Estados miembros a la recesión en el último trimestre".

"Esta recesión técnica se prevé que sea amplia entre los componentes de la demanda pero también entre países, con una mayoría de Estados miembros experimentando dos trimestres consecutivos de contracción", explicó el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, en la presentación del informe.

En concreto, anticipa una contracción del PIB del 0,5 % en el cuarto trimestre de 2022 y del 0,1 % en el primero de 2023 tanto para la UE como para la eurozona.

Moderación de la inflación en primavera

Bruselas espera que la economía vuelva a crecer en primavera, conforme empieza a moderarse la inflación, en concreto un 0,2 % en el segundo trimestre de 2023 en ambas zonas, aunque advierte de que habrá vientos de cara que seguirán frenando la demanda y la actividad económica seguirá débil, con lo que el avance del PIB se limitará al 0,3 % a final de año.
PIB españa
Una frutería en un mercado en Madrid, en una imagen de archivo. EFE/Víctor Casado

El crecimiento acelerará en 2024, con un avance del 1,6 % en la UE y del 1,5 % en la eurozona, según la Comisión.

Entre las grandes potencias del euro, solo España esquivará esta recesión técnica en la salida de 2022 y entrada de 2023 y cerrará el año próximo con un avance del 1 %, por encima de Países Bajos (0,6 %), Francia (0,4 %) e Italia (0,3 %), mientras que Alemania será la única que acabe 2023 con una contracción del 0,6 %.

En cuanto a la inflación, Bruselas prevé que siga creciendo hasta tocar máximos a finales de este año y que empiece a caer en 2023, aunque seguirá a niveles más altos de lo estimado en verano, y solo se moderará en mayor medida en 2024, hasta el 3 % en la UE y el 2,6 % en la eurozona.

La revisión al alza de las previsiones "reflejan los precios significativamente más altos del gas mayorista y la electricidad, que presionan los precios de la energía minorista y de la mayoría de bienes y servicios de la cesta de la compra", explicó la Comisión.