El Gobierno plantea subir a 30 años el periodo de cómputo de pensiones eligiendo los 28 mejores

Madrid (EFE).- El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha planteado a los agentes sociales una extensión del periodo de cómputo para calcular la pensión, que supondrá elevarlo de los 25 años actuales a 30 años, pudiendo elegir los mejores 28 años.

Según fuentes del Ministerio que dirige José Luis Escrivá, el cambio «se realizaría de manera progresiva» e iría acompañado de una mejora del tratamiento de las lagunas de cotización para las mujeres y también para los varones cuya carrera de cotización se haya visto minorada tras tener un hijo, en línea con el funcionamiento del complemento de brecha de género.

Se trata, señalan, de un «propuesta inicial» del Gobierno, que ahora queda sujeta a la negociación con patronal y sindicatos, que este lunes se ha retomado con el objetivo de cerrar estas medidas comprometidas con Bruselas antes de final de año.
El Gobierno también ha propuesto un tratamiento especial para las lagunas de cotización del colectivo de autónomos.

Subida de las bases máximas con el IPC más un 1,15 % anual en 25 años

Junto al periodo de cálculo para la pensión -que ya se extendió de 15 años a 25 años en la reforma del 2011- el Gobierno ha planteado vincular la evolución de la base máxima al IPC, así como un incremento adicional anual de 1,154 puntos entre 2025 y 2050, un aumento que irá acompañado de una mejora de la pensión máxima.

El Gobierno incide en que se trata de planteamientos que suponen «un punto de partida», abierto a nuevas aportaciones de la mesa de diálogo social, que se reunirá en los próximos días.

Jubilados dan un paseo
Pensionistas y jubilados pasean en un parque en Bilbao. EFE/Luis Tejido

Desde CCOO ya han rechazado la necesidad de una ampliación del periodo de cálculo, un punto que no está en las recomendaciones del Pacto de Toledo, cuando se acaba «de culminar el desarrollo de la extensión anterior» y sin la «certeza de que cuente con un apoyo suficiente para su tramitación parlamentaria, lo que constituye una condición necesaria para cualquier nuevo debate al respecto».

El sindicato sí valora la vinculación de las bases máximas al IPC, aunque reclama «medidas más intensas para el incremento de ingresos contributivos».

Podemos se opone a reformar el cálculo de las pensiones

El grupo parlamentario de Unidas Podemos ha mostrado este martes su oposición a la propuesta de reforma de las pensiones hecha por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social que dirige José Luis Escrivá.

Tanto el portavoz del grupo, Pablo Echenique, y el presidente, Jaume Asens, han explicado en sendas ruedas de prensa en el Congreso que la propuesta de Escrivá extendería el período de cómputo para su cálculo, tanto porque recortaría algunas prestaciones como por hacerse a espaldas de los agentes sociales.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, también ha expresado desde Guadalajara (México) que tampoco comparte la propuesta de Inclusión al considerarlo «un endurecimiento» del acceso a la jubilación.

YouTube player

Echenique se ha centrado en que «algunas» pensiones quedarían rebajadas si se aumenta de 25 a 30 años el período de cálculo, incluso aunque se hiciera según el planteamiento de Escrivá de que pudieran ser escogidos los 28 años con mayor cotización, lo que conllevaría que a otras prestaciones no las afectase.

Por su parte, Asens ha puesto el foco para mostrar su oposición en el aspecto formal, ya que las discrepancias Escrivá las tiene en esta materia con sindicatos y empresarios, por lo que cree que «no es el camino» para abordar una reforma.

La medida no convence a otros partidos

También Más País está en contra por ambos motivos, pues su portavoz, Íñigo Errejón, ha incidido en que la propuesta de Inclusión «rompe un acuerdo» al no ser consensuada con los agentes sociales y además supone «endurecer» el acceso a la pensión.

El BNG tampoco ha recibido de buen grado la propuesta de Escrivá, pues según su diputado en el Congreso, Néstor Rego, ese aumento de años para el cómputo no beneficia a las personas con carreras laborales irregulares y, sin embargo, perjudica a las que las tienen regulares.

El BNG se opondrá a una reforma de ese tipo tanto en el Parlamento como en la calle, sumándose a las movilizaciones.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha hecho una crítica también a la posible iniciativa de reforma, sin entrar en el fondo de la propuesta.

A juicio de Bal, Escrivá ha vuelto a «meter miedo» con el sistema de pensiones en vez de convocar el Pacto de Toledo tras el aumento del gasto debido a la revalorización de las prestaciones por la inflación, lo que le parece «un disparate y una muestra de la incompetencia supina del ministro».