Dependientas de Inditex protestan en A Coruña para exigir una subida salarial

Santiago de Compostela, 6 nov (EFECOM).- Las trabajadoras de las tiendas del grupo Inditex en la provincia de A Coruña han salido este domingo a la calle para protestar por unas condiciones laborales y salariales que consideran «indignas», puesto que cobran «mucho menos» que otros trabajadores de la misma empresa que están en almacenes o fábricas.

Trabajadores de las tiendas del grupo Inditex en la provincia de A Coruña se manifiestan este domingo para reclamar una mejora de condiciones salariales y sociales. EFE/ Moncho Fuentes

«Inditex no me aprecia, vivo en la pobreza», «Trabajo en Zara por la cara» o «A Marta Ortega nuestro sueldo se la pela» son algunos de los mensajes escritos en decenas de pancartas que las dependientas del grupo han alzado por las calles de la ciudad herculina.

Trabajadores de las tiendas del grupo Inditex en la provincia de A Coruña se manifiestan este domingo para reclamar una mejora de condiciones salariales y sociales. EFE/ Moncho Fuentes

La manifestación, en la que han participado centenares de trabajadoras de las distintas marcas del grupo Inditex, como Zara, Bershka, Pull and Bear, Stradivarius u Oysho, ha arrancado al mediodía en la plaza de Lugo en A Coruña.

Con gritos como «Las dependientas de Inditex no llegamos a fin de mes» o «Si no me quejo, me roban los de Arteixo», las empleadas han recorrido el centro de Coruña deteniéndose en algunas de las tiendas del grupo textil, hasta finalizar en el Parrote, frente a la casa de Amancio Ortega.

La presidenta del comité de Zara España en A Coruña, Carmen María Naveira, ha dicho que las trabajadoras reclaman la «equiparación salarial» entre los empleados de tienda y los que están en logística y en las fábricas.

«Sabemos que un trabajador en las fábricas, siendo mozo de almacén, cobra 2.011 euros de salario base, cuando nosotras cobramos 1.058. Estamos un poco hartas de ser el último eslabón de la cadena y de que nunca haya nada para nosotras», ha expresado.

Según Naveira, aunque las trabajadoras son conscientes de que Inditex «es una gran empresa» y se alegran «muchísimo» de que vaya bien, están «cansadas de ver que en la provincia de A Coruña los beneficios siempre recaen en los mismos».

«Cobramos una miseria. Las dependientas de Inditex, por desgracia no llegamos a fin de mes», ha insistido.