Economía dedicará 1.018 millones a impulsar el trabajo y la industria

València, 7 nov (EFE).- La Conselleria de Economía, Comercio y Empleo gestionará en 2023 un presupuesto total de 1.018’6 millones de euros (702 millones la Conselleria más las entidades adscritas), un 12’8 % más que este año, y tendrá como grandes prioridades el trabajo, la industria y la energía y ayudar a que nadie se quede atrás.

Así lo ha señalado este lunes en Les Corts el conseller de Economía, Rafael Climent, quien en su comparecencia para exponer las líneas básicas de su próximo presupuesto ha defendido que contempla medidas para «mejorar el presente y el futuro» y tiene una «apuesta clara», que pasa por localizar y relocalizar» donde antes se potenciaba la deslocalización.

«Más de lo mismo», según la oposición

La oposición ha acusado al conseller de presentar un presupuesto que es un «corta pega» de los anteriores, «más de lo mismo» y que no ayudará a mejorar la economía valenciana, mientras que los grupos del Botànic han reprochado a la oposición que se queje sin hacer propuestas y no reconozca que este Gobierno «genera confianza y atrae inversiones».

El conseller ha destacado que por cada euro que invierte esta Conselleria se dinamizan dos más y que su ejecución presupuestaria está actualmente en el 93’5 %, y ha destacado que en estos momentos de «turbulencia» de la economía global se van a destinar 28’1 millones de euros a las políticas de internacionalización de las empresas valencianas.

En política industrial, ha señalado que en 2023 esta Conselleria destinará 11’4 millones de euros con la colaboración de Ford a proyectos experimentales y de innovación, y 3’8 millones dirigidos a la formación para la planta de baterías de Volkswagen, mientras que impulsará con 4’5 millones proyectos industriales estratégicos.

Labora contará este año con 552’9 millones de euros; Feria Valencia recibirá 3’5 millones de euros y la feria de Alicante 2’5 millones para los gastos de capital; y para modernizar los polígonos industriales se han consignado 40’7 millones, con el fin de contar con suelo industrial «de calidad» y que los polígonos dejen de ser «el patito feo» de los pueblos.

Ayudas para la transición energética

En materia energética, Climent ha explicitado el «compromiso irrenunciable» con una transición energética justa y ha indicado que destinará 72’6 millones de euros a ayudas en este ámbito, un 224 % más que este año, y ha explicado que desde 2019 han recibido 598 solicitudes de proyectos de energía fotovoltaica, de las que han resuelto 112.

El diputado del PP Felipe Carrasco ha indicado que este presupuesto «acelerará el descalabro competitivo» de la economía valenciana; «no es creíble» y no incluye «ni una sola medida real, efectiva, inmediata» frente a la crisis energética y de materias primas, y ha alertado de que si con Volkswagen pasa como con el Perte de Ford tendrán que «recoger velas».

Desde Ciudadanos, el diputado Carlos Gracia ha preguntado si la partida consignada es «suficiente» para retener la inversión de Volkswagen en la Comunitat y ha tachado estas cuentas de «electoralistas» y «continuistas», mientras que desde Vox Ana Cerdán ha calificado de «deficiente» la gestión de esta Conselleria.

El conseller ha replicado que el Botànic trabaja por la economía «real y no la especulativa»; ha considerado que el PP «no debería gobernar nunca», porque solo miran el interés personal; y ha destacado que se está haciendo «un trabajo coral» entre el Consell y el Gobierno del Estado para la llegada de Volkswagen a Sagunto.