El FMI prevé un aumento continuado de la deuda pública de las grandes economías

Washington (EFE).- Las dos principales economías del mundo, Estados Unidos y China, seguirán ampliando su nivel de deuda pública progresivamente hasta 2027, según el informe de vigilancia fiscal publicado este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El texto calcula que, para ese año, la primera economía del mundo habrá alcanzado, y superado, el nivel de deuda que registró durante lo peor de la pandemia de covid-19, que se situó en el 134,5 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020.

Para 2027, según el FMI, la deuda pública estadounidense habrá subido hasta el 134,9 %, después de remitir hasta el 122,1 % en 2022, y aumentar progresivamente durante 2023 (122,9 %), 2024 (126 %), 2025 (129,4 %) y 2026 (132,2 %).

En el caso de China, el organismo financiero prevé que la deuda pública habrá alcanzado el 102,8 % del PIB para 2027, casi 35 puntos porcentuales más que el 68,1 % que registró en 2020.

El caso de China

El gigante asiático representa, sin embargo, la mayor anomalía en los informes del FMI, publicados con motivo de las reuniones anuales del Fondo y del Banco Mundial, que se celebran durante toda esta semana en Washington.

Según los expertos del organismo, la situación de baja inflación y política monetaria relajada de la segunda economía del mundo la convierten en la mayor excepción entre los países analizados y permiten a las autoridades chinas ser más laxos con respecto a su política fiscal.

EE.UU. no superará los niveles de años pasados

En el caso estadounidense, sin embargo, el FMI prevé que el déficit público aumente durante los próximos años, pero sin superar los niveles de 2020 y 2021.

El Fondo calcula que, para finales de 2022, el déficit de la mayor economía del mundo se sitúe en el 4 %, un nivel similar a los que se registraban antes de la pandemia.

La cifra continuará aumentando, sin embargo, y alcanzará un 7,4 % del PIB en 2025, para moderarse después al 7,1 % para 2027.

China, por otro lado, reducirá ligeramente su déficit, que se mantendrá bastante estable en torno al 7,1 % hasta 2027, después de alcanzar el 8,9 % en 2022.

Edición web: María Fernanda Rueda D.