Georgieva abre la puerta a cambiar las condiciones del acuerdo con Argentina

Washington (EFE).- La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, abrió este jueves la puerta a cambiar las condiciones del acuerdo con Argentina pero avisó de que «no serán flexibles» si piensan que estos cambios pueden ir en contra de los intereses de los argentinos.

«Nunca consideramos que el programa está escrito en piedra, las condiciones han cambiado significativamente. Pero no seremos flexibles contra los intereses de los argentinos», dijo Georgieva durante una rueda de prensa con motivo de las reuniones anuales del FMI y del Banco Mundial, celebradas esta semana en Washington.

La directora gerente reconoció que existen «presiones» por parte de la ciudadanía argentina para ir en contra de una reducción del gasto público, que es lo que reclama el Fondo para continuar con los desembolsos millonarios que contempla el programa.

«Nos agrada ver que (el ministro de Economía, Sergio) Massa se toma muy en serio su responsabilidad», añadió Georgieva, que se reunió con el ministro argentino a comienzos de septiembre.

Poco después, el FMI anunció un acuerdo con las autoridades argentinas para cerrar la segunda revisión del acuerdo de refinanciación de deuda, lo que permite al país acceder a un fondo de unos 3.800 millones de dólares.

La revisión trimestral forma parte del programa de facilidades extendidas (EFF) que el Ejecutivo argentino y el FMI sellaron a finales de marzo para refinanciar un préstamo de más de 40.000 millones de dólares.

El personal técnico del Fondo y las autoridades argentinas acordaron que los objetivos establecidos en la aprobación del acuerdo «permanecerán sin cambios» hasta 2023, incluidos los relacionados con el déficit fiscal primario (2,5 % del PIB en 2022) y las reservas internacionales netas (5.800 millones de dólares para este año).

En ese sentido, el organismo multilateral detalló que el nuevo marco macroeconómico refleja «un entorno global más difícil» y las recientes «presiones» del mercado interno, lo que obligó a corregir al alza las previsiones de inflación, que acumuló un incremento del 56,4 % en los ocho primeros meses del año, por lo que va camino de superar el rango del 52-62 % previsto para este año.

Edición web: María Fernanda Rueda D.