La CNMV autoriza la opa de Siemens Energy por el 32,9 % de Siemens Gamesa

Madrid (EFE).- La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha autorizado este lunes la oferta pública de adquisición de acciones (opa) de Siemens Energy por el 32,9 % de su filial Siemens Gamesa que aún no controla, según ha informado el organismo supervisor en una nota de prensa.

El organismo supervisor ha tenido en cuenta el informe de valoración de Siemens Energy y su actualización; adicionalmente, ha recibido asesoramiento externo que, en su análisis, ha concluido que el rango de valoración se encuentra alineado con el del oferente.

Siemens Energy ofrece en su opa por Siemens Gamesa, presentada el pasado 31 de mayo y admitida a trámite el 16 de junio, 18,05 euros por acción, lo que supone valorar la compañía en 12.294 millones, con lo que desembolsaría 4.048 millones por ese casi 33 % que no posee.

La intención de Siemens Energy es hacerse con el 100 % del capital social de Siemens Gamesa, compuesto por 681.143.382 acciones; eso sí, se excluye un 67,07 % de dichas acciones, que ya posee la compañía, y que se encuentran inmovilizadas.

La CNMV autoriza la opa de Siemens Energy por el 32,9 % de Siemens Gamesa
Empresa y sede social de Siemens Energy en Zamudio. EFE/Luis Tejido

En consecuencia, la oferta se extiende de modo efectivo a la compra de 224.291.499 acciones de Siemens Gamesa, representativas del 32,93 % de su capital social.

Respecto al precio, aunque no resulta preciso por tratarse de una oferta de tipo voluntario, se considera «suficientemente justificado» a efectos de lo previsto por la Ley del Mercado de Valores y la normativa sobre el régimen de opas, dice la CNMV.

El periodo de aceptación de la oferta es de 36 días naturales y comenzará a partir del día hábil bursátil siguiente a la publicación del primer anuncio público, que Siemens Energy tiene previsto realizar próximamente.

No obstante, podrá ampliar este plazo una o más veces siempre que no se rebase el límite máximo de 70 días naturales y que la prórroga se comunique antes a la CNMV.

Tras la liquidación de la oferta, la compañía tiene la intención, si alcanza al menos el 75 % del capital, de promover la exclusión de Siemens Gamesa de la bolsa, donde cotiza como parte del IBEX 35.

Final de la operación

La CNMV autoriza la opa de Siemens Energy por el 32,9 % de Siemens Gamesa
Imagen de archivo de un molino que fabrica la compañía Siemens Gamesa. EFE/Luis Tejido

De acuerdo con el folleto, la operación quiere conseguir una «mayor alineación estratégica» entre el grupo Siemens Gamesa y el grupo Siemens Energy -al que pertenece el primero- con el fin de mejorar la gestión general de sus operaciones.

Si finalmente puede llevarse a cabo la exclusión de negociación de las acciones de Siemens Gamesa, Siemens Energy estará constituido por una sola cotizada como cabecera, lo que se prevé que redunde en menores costes de comunicación, gestión y reporte.

Llegado a ese supuesto, la compañía oferente planea, además, racionalizar la estructura de gobierno corporativo, para hacer más eficiente el proceso de toma de decisiones y evitar la «duplicación innecesaria de responsabilidades».

Este paso conllevaría reducir el número de consejeros que integran el consejo de administración, o sustituir el órgano de administración de Siemens Gamesa por un administrador único, administradores solidarios o administradores mancomunados.

En materia de costes, el folleto vaticina que las medidas de integración generen unas sinergias proyectadas de hasta 300 millones de euros de impacto en el resultado neto de explotación (ebit) por año a partir del tercero después de la exclusión de negociación de Siemens Gamesa y de la implementación de su estrategia.

Del mismo modo, Siemens Energy prevé obtener unas sinergias de ventas en torno a entre 400 y 600 millones hasta el final de la década a través de un «acercamiento conjunto» al mercado y una oferta de productos y servicios energéticos enfocados a crear valor.
En cualquier caso, la firma admite que aplicar las medidas no resultará sencillo, «teniendo en cuenta el rápidamente cambiante entorno macroeconómico y de mercado» en el que se opera, y las dificultades de ejecución inherentes.

Si no logra hacerse con el 100 % del capital social, Siemens Energy considera necesaria la exclusión para alcanzar todos los objetivos, pero con una estimación inferior.

Mantener la estrategia actual

La CNMV autoriza la opa de Siemens Energy por el 32,9 % de Siemens Gamesa
Sede de Siemens Gamesa en Cuxhaven, Alemania. EFE/EPA/Focke Strangmann

La firma tiene previsto mantener la estrategia actual de Siemens Gamesa, y destaca las iniciativas de aproximación a clientes y proveedores, alineación de presupuesto de IT y digitalización, integración de redes de servicio y logística, y una gestión de capital más eficiente.

De la misma forma, Siemens Gamesa «seguirá con la ejecución y el desarrollo del programa ‘Mistral'», cuyas medidas se avanzaron en la presentación de resultados del primer semestre, y que trata de revisar el actual modelo operativo.

Algunas de estas medidas, avisa, podrían dar lugar a cambios en futuras actividades derivados de desinversiones de activos no estratégicos o en la localización y/o cierre de los centros de actividad.

Con todo, considera que el personal de Siemens Gamesa es «uno de sus principales activos», por lo que se compromete a analizar las condiciones de trabajo y las alternativas.

Al respecto, se refiere a los 2.900 puestos que se verán afectados en todo el mundo como consecuencia del nuevo programa estratégico.

Los cambios en la plantilla se ejecutarán en función de las negociaciones con los comités de empresa, a más tardar «antes del ejercicio 2025».

Sin reparto de dividendos

Sobre la remuneración al accionista, Siemens Energy tiene la intención de retener las ganancias de Siemens Gamesa en la empresa «para apoyar el crecimiento y la rentabilidad» de ésta.

De ahí que no prevea mantener el reparto de dividendos realizado hasta 2020, ni ninguna otra remuneración, con independencia de si se produce o no la exclusión de los títulos de Siemens Gamesa.

Tampoco planea implementar en esta última compañía la política de dividendos de Siemens Energy.