La Comisión Europea propone destinar fondos estructurales sobrantes de 2014-2020 a combatir la pobreza energética

Bruselas, (EFE).- La Comisión Europea propondrá a los estados miembros que se autorice a las regiones a destinar este año y el próximo a combatir la pobreza energética los fondos estructurales del periodo 2014-2020 que no se han llegado a ejecutar, con ayudas dirigidas a los ciudadanos y a las pequeñas y medianas empresas.

La comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, ha hecho pública esta tarde esta propuesta, que también cuenta con el apoyo del presidente de la Comisión REGI del Parlamento Europeo, Younous Ormarjee, tras recibir al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en su calidad de representante de la Regiones Ultraperiféricas de Europa para los próximos doce meses.

El mecanismo que sugiere la Comisión replica el que se utilizó durante la pandemia de covid-19 para financiar políticas de protección de empleo y de compra de material sanitario con cargo a los fondos estructurales, con carácter excepcional y de emergencia.

Ferreira ha subrayado que la Comisión Europea «prefiere utilizar las políticas de cohesión a incentivar que nuestra estructura energética cambie para siempre», a financiar «medidas de largo plazo» que alienten la transición de las empresas y el conjunto de la economía europea hacia las energías renovables.

Sin embargo, ha añadido, la Comisión no se cierra a medidas excepcionales como la que ahora sugiere para aprovechar en su totalidad los fondos sobrantes del anterior periodo presupuestario, porque sabe que muchas pymes «van a cerrar por no poder hacer frente a los costes de la energía», con el gran impacto que eso tendrá sobre la economía y el empleo de los diferentes países de la UE.

La comisaria ha remarcado que se trata de una propuesta, que ahora compete aprobar a los gobiernos de los veintisiete en el Consejo.

Ferreira también ha aprovechado su encuentro con Torres para subrayar que las regiones pueden emplear fondos estructurales no ejecutados del periodo 2014-2020 a atender las necesidades creadas en sus territorios por los flujos migratorios, porque esa excepción ya se creó para dar respuesta de manera preferente a la asistencia a los refugiados ucranianos, pero no solamente a ellos, ha precisado.

Durante el encuentro, Torres ha adelantado a la comisaria que las RUP quieren organizar en marzo en Bruselas una cumbre sobre «sostenibilidad social», para ayudar a que vaya calando la idea de que la sostenibilidad por la que aboga Europa no debe ser solo ambiental, sino que también atañe a los derechos sociales y a las políticas que tratan de reducir las brechas entre la ciudadanía.

Elisa Ferreira se ha congratulado de que Canarias asuma la coordinación de los territorios más alejados de la UE durante los próximos doce meses porque se trata, ha dicho, de la región más desarrollada de las nueve que componen el grupo y cuenta con políticas que pueden servir de orientación al resto en diferentes materias. EFE