La Fira de Barcelona está ya a la par que en 2019 en número de eventos

Miami, 14 sep (EFE).- La Fira de Barcelona (España) ya se halla este 2022 a la par en número de eventos que en 2019, el año previo al estallido de la pandemia de la covid-19, y prevé alcanzar en 2023 un nivel de facturación semejante al de ese año.

Así lo manifestó a Efe el director de Negocio Internacional de la entidad catalana, Ricard Zapatero, quien agregó que este año se ubican en torno a un 85 % de facturación respecto a 2019, un proceso de recuperación «rápido» que refleja la importancia de los eventos presenciales.

«La pandemia nos ha hecho un favor, que es demostrar que los eventos online no funcionan», manifestó el ejecutivo, tras aludir a la eficacia que tienen los congresos y eventos presenciales a la hora de generar oportunidades de negocio, que en gran medida se apoyan en la confianza que se produce durante un encuentro cara a cara, dijo.

Señaló Zapatero que durante 2020 y 2021 la Fira de Barcelona entró en pérdidas y debieron capear la situación con recursos propios y líneas bancarias contraídas, las mismas que esperan ver resueltas en el transcurso de 2023, en vista de los números de eventos programados en el futuro inmediato.

El directivo se encuentra en Miami, en el sur de Florida (EE.UU.), donde desde este miércoles se celebra Smart City Expo USA, la feria y foro sobre «soluciones inteligentes» con miras a crear urbes más sustentables y «con un mejor futuro», y en la que participan más de 200 ponentes.

A este evento de dos días que se celebra en el Centro de Convenciones de Miami Beach, los organizadores prevén la asistencia de unos 3.000 visitantes, entre los que se incluyen expertos en campos como la movilidad inteligente, big data, el internet de las cosas, fintech e Inteligencia Artificial, entre otros.

La de Miami es una de las Smart City Expo programadas para este año, entre las que se incluyen las celebradas en Mérida (México), Doha (Qatar), Curitiba (Brasil), la prevista en Santiago del Estero (Argentina) y la que posiblemente se realice en Shangai (China) a fines de octubre, si es que las restricciones impuestas en el país asiático por la covid-19 lo permiten.

El evento del que se desprenden las anteriores es Smart City Expo World Congress, que organiza la Fira de Barcelona y se celebra en esa ciudad desde el año 2011.

Según dijo Zapatero, para la próxima edición que se desarrollará a partir del 15 de noviembre se espera una edición «normalizada», esto es, como la de 2019, un año en que la edición catalana atrajo a unos 25.000 asistentes, así como a delegaciones oficiales de más de 700 ciudades de todo el mundo.

«¿Qué significa Smart City? Pues una ciudad que se apoya en las nuevas tecnologías para gestionar mejor su actividad», explicó el directivo, quien dijo que al cabo de estos años hay más conciencia del concepto que promueve estos eventos.

A su juicio, en la actualidad un 70 % de ciudades del planeta lo tienen en su agenda y ello ha sido posible gracias a la acción de los ciudadanos, quienes cada vez exigen más a sus gobiernos locales soluciones sostenibles y equitativas que resulten «prácticas y cómodas».