Las Comunidades loberas del norte se quejarán en Europa de la prohibición de su caza

Valladolid, 10 sep (EFE).- Los consejeros de Medio Ambiente de las Comunidades loberas del norte de España -Castilla y León, Asturias, Cantabria y Galicia- presentarán próximamente de forma conjunta sus quejas ante el comisario europeo de Medio Ambiente por la decisión del Gobierno de España de incluir al lobo ibérico dentro de las especies protegidas y no cinegéticas en todo el territorio nacional.

Asimismo, estos cuatro representantes también se reunirán con entidades europeas de representación de los agricultores, ha informado este sábado la Junta de Castilla y León en un comunicado de prensa.

Por su parte, el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y los consejeros de Medio Ambiente de Asturias (Alejandro Calvo), Cantabria (Guillermo Blanco) y Galicia (Ángeles Vázquez), mantendrán el próximo lunes, en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, una reunión conjunta con el comisario europeo de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius.

Los cuatro consejeros reiterarán su disconformidad y oposición al proceso seguido y la decisión del Gobierno de España de incluir al lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE), lo que «impide la gestión de la misma por las comunidades autónomas al norte del Duero».

Además, según han argumentado, esto «dificulta al extremo los controles de esta especie», cuyo censo ha «experimentado un incremento en los últimos años, con el consiguiente perjuicio para la ganadería extensiva de estos territorios y la amenaza que supone para la despoblación del medio rural».

A este respecto, las cuatro comunidades autónomas que albergan la casi totalidad de la población de lobos de España, han «desmentido rotundamente» el discurso del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, para el que el estado de conservación de esta especie silvestre es «desfavorable», lo que pondrán de manifiesto a través de un informe firmado por los cuatro consejeros, que «cuestiona en el fondo y en la forma esa posición del Gobierno de España».

Tras esta reunión con el comisario europeo de Medio Ambiente, Suárez-Quiñones y sus homólogos tienen previsto posteriormente hacerlo con representantes del COPA (Comité de Organizaciones Profesionales Agrícolas), que integra a las asociaciones agrarias y de cooperativas en la Unión Europea.

Esta reunión servirá para exponer la problemática del lobo en las cuatro comunidades españolas y también se reunirán con la COGECA (Confederación General de Cooperativas Agrícolas), que representa los intereses generales y específicos de las cooperativas agroalimentarias, forestales y pesqueras europeas entre las instituciones de la UE y otras organizaciones socioeconómicas que contribuyen a la toma de decisiones en Europa.EFE

aam