El ultimátum de Musk a los empleados de Twitter: o aceptan trabajar largas jornadas o dejan la empresa

Nueva York (EFE).- Elon Musk dio este miércoles un ultimátum a los trabajadores de Twitter, ofreciéndoles elegir entre dos opciones: comprometerse a trabajar largas jornadas y de forma extremadamente dura o dejar la empresa con una indemnización de tres meses de sueldo.

El propietario de la red social envió un correo electrónico a la plantilla, publicado por varios medios especializados, en el que anunció que para crear la Twitter 2.0 hará falta «trabajar muchas horas a alta intensidad» y que solo quienes ofrezcan un «desempeño excepcional» pasarán el corte.

«Si estás seguro de que quieres ser parte de la nueva Twitter, por favor pulsa sí en el enlace de debajo», señala el mensaje, que añade un link a un formulario que cada empleado puede rellenar.

«Cualquiera que no lo haya hecho para las 5pm ET de mañana (jueves) recibirá tres meses de indemnización», añade Musk, dando de plazo hasta las 17.00 del jueves, hora de Nueva York (22.00 GMT).

Un vuelco hacia la ingeniería

En el mensaje, el nuevo dueño de Twitter adelanta además que la empresa va a estar a partir de ahora más enfocada hacia la ingeniería y que los programadores constituirán la mayor parte de la plantilla y tendrán la mayor influencia.

«En el fondo, Twitter es una empresa de software y servidores, así que creo que esto tiene sentido», apunta el empresario.

Fotografía de archivo del logo de Twitter. EFE/Sascha Steinbach

Musk ha acometido ya una importante reducción de la plantilla de la red social, donde pocos días después de hacerse con el control despidió a aproximadamente la mitad de los alrededor de 7.500 empleados que tenía la empresa.

En los últimos días, el multimillonario también ha despedido a varios empleados que cuestionaron a través de la propia red social algunas de sus afirmaciones sobre el funcionamiento de Twitter.

Musk llegó pisando fuerte

El caótico desembarco de Musk en la compañía ha incluido además el anuncio -y posterior retirada- de nuevos servicios como la verificación de pago, que permite a cualquiera que pague 8 dólares al mes contar con el símbolo azul que hasta ahora identificaba a cuentas relevantes cuya identidad había sido confirmada.

En medio de críticas, y después de que usuarios usasen esa opción para hacerse pasar por empresas y personalidades, Twitter detuvo temporalmente este nuevo servicio, Twitter Blue, que en principio dijo que volvería a poner en marcha a finales de esta semana.

A última hora del martes, Musk anunció que el relanzamiento de Twitter Blue se retrasa hasta el 29 de noviembre para garantizar que es sólido.