Podemos plantea al PSOE un impuesto extra del 33 % a los grandes supermercados

Madrid (EFE).- Podemos presentará esta semana a sus socios socialistas una propuesta para prolongar el «escudo anticrisis», que incluye un impuesto del 33 por ciento sobre los beneficios extraordinarios de las grandes distribuidoras y comercializadoras, que tendrá además un efecto «disuasorio» sobre el alza de precios.

Es una de las medidas que ha explicado el portavoz de Podemos Pablo Fernández en una rueda de prensa en la sede del partido al señalar que han podido comprobar cómo en muchos casos estos incrementos de precios no están relacionados con los costes, sino que «se van de manera ilegítima a las grandes cadenas».

Ha puesto como ejemplo a los supermercados Mercadona que, según ha dicho, ha sido uno de los que más ha subido los precios de sus productos y a la vez ha planteado unos beneficios de unos 700 millones de euros para el año que viene.

«Un Gobierno que cuida a la gente no puede consentir que mientras hay personas a las que les cuesta mucho acceder a productos básicos, los ricos cada vez se enriquezcan más a costa de todos nosotros», ha subrayado el portavoz morado, quien ha asegurado que este impuesto extra está funcionando muy bien en Portugal.

Nueva ayudas sociales

Podemos ha puesto sobre la mesa estas medidas justo después de que ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara un nuevo paquete de ayudas sociales con mecanismos para frenar los precios de los alimentos, que su Ejecutivo tiene previsto aprobar antes de que acabe el año.

Una mujer se dirige a hacer la compra, en una imagen de archivo en Valencia.
Una mujer se dirige a hacer la compra, en una imagen de archivo en Valencia. EFE/ Biel Aliño

Además de este impuesto extraordinario, Podemos propondrá a sus socios un cheque de entre 200 y 500 euros, dependiendo de la renta, a las familias más vulnerables que llegaría a ocho millones de hogares y que, aunque se puede utilizar para cualquier cosa, el objetivo es que «ayude a aflojar el peso de la cesta de la compra», ha señalado.

La congelación de los alquileres, como se hizo en pandemia a iniciativa de Podemos, ha recordado Fernández, es otra de las iniciativas que promueven los morados al advertir que muchos arrendadores están aprovechando la renovación de los contratos para subir la renta «de manera desmedida».

Y también insisten en la congelación de las hipotecas a tipo variable tras comprobar, ha comentado Fernández, que en general se han incrementado en casi un 40 por ciento.

Por último, quieren promover una quinta medida para aumentar al 50 por ciento la financiación estatal al transporte público.

Los morados han hecho hincapié en que el Gobierno de coalición se ha caracterizado por salvar y proteger a la ciudadanía «y no por incrementar los beneficios de los que más tienen» y, por eso, ha enfatizado el portavoz, se debe continuar por esta senda en la recta final de la legislatura.