Ximo Puig anuncia rebaja de impuestos para rentas de menos de 60.000 euros

València, 27 sep (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este martes tres medidas fiscales «de calado» que beneficiarán de forma directa a 1.344.000 valencianos, todos los que cobran menos de 60.000 euros, y que representan el 97,4 % de los contribuyentes valencianos.

Durante su intervención en el debate sobre el estado de la Comunitat, Puig ha adelantado que se va a aumentar en un 10 % la cuantía exenta de tributación a todos los ciudadanos, el máximo que permite la norma, lo que beneficiará a todos los ciudadanos, aunque quienes superen los 60.000 euros de ingresos mantendrán su esfuerzo fiscal.

Un IRPF más progresivo

La segunda medida es una nueva tarifa autonómica del IRPF en este ejercicio, con nuevos tramos adaptados a la situación actual, lo que permitirá mejorar la progresividad del impuesto, y la tercera es la ampliación de todas las deducciones y bonficaciones fiscales, de manera que todas las deducciones aumentan un 10 %.

El president de la Generalitat, Ximo Puig,recibe el aplauso de sus compañeros de bancada tras su intervención en el último debate de política general de esta legislatura en Les Corts Valencianes. EFE/Manuel Bruque

«También podrán acogerse más personas a todas las deducciones», ha manifestado Puig, ya que a partir de ahora, pasarán de 25.000 a 30.000 euros las rentas que pueden beneficiarse de la deducción, y además esta reforma tendrá efectos retroactivos al 1 de enero de este año, por lo que se aplicará en la renta de 2022.

Sin regalos a los ricos

La reforma fiscal valenciana supondrá un ahorro medio de 111 euros por contribuyente y un ahorro global de 149 millones a las familias, ha asegurado el president de la Generalitat.

Ximo Puig ha afirmado que esta reforma fiscal beneficiará a la mayoría de la sociedad valenciana, pero no incluirá «regalos fiscales a las fortunas» y mantendrá el impuesto de patrimonio por el por el que solo tributan el 0,5 % de los valencianos.

Ha considerado que «ahora es el momento de un ajuste fiscal» centrado en ayudar a las rentas medias y bajas; fomentar la actividad económica y el empleo, y proteger a quienes más castiga la inflación, frente a otros lugares donde se «bajan los impuestos a los más ricos».

Edición web: Adolfo Ibarra