Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil en un desfile. EFE/Javier Etxezarreta

Un juzgado madrileño investiga a veinte supuestos implicados en amaños de la Guardia Civil

Madrid, 11 mar (EFE).- Un juzgado madrileño investiga a una veintena de personas, físicas y jurídicas, por presuntos amaños en contratos relacionados con uniformes de la Guardia Civil, y en breve comenzará a tomar declaración a los supuestos implicados, dentro de una causa abierta en 2020, diferente al “caso Mediador” y al caso de los cuarteles.

Según ha adelantado este sábado el diario ABC y han confirmado a EFE fuentes próximas a la investigación, el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid ha citado a declarar próximamente a varios investigados, entre ellos la empresa El Corte Inglés, en la causa abierta tras la denominada operación Grapa, llevada a cabo en 2020.

La Unidad de Asuntos Internos de la Guardia Civil detuvo en julio de 2020 al coronel Juan Antonio Maroto y al teniente coronel Alberto Martín Altube, responsables del Servicio de Contratación del instituto armado, y a otras cinco personas por esa trama, que estaba relacionada con una operación anterior llevada a cabo en 2017, cuando fueron detenidas catorce personas por amañar contratos públicos tanto en la Dirección General de la Policía como en la Dirección General de Tráfico (DGT).

La causa recayó en el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid, que ha seguido indagando y ahora hay una veintena de investigados, a algunos de los cuales la magistrada tiene previsto tomar declaración próximamente, detallan las fuentes.

Entre ellos hay personas y empresas, como El Corte Inglés, que presuntamente se habrían beneficiado de la trama corrupta, por ejemplo obteniendo información privilegiada de adjudicaciones de suministros de prendas y uniformes a cambio de dádivas.

La AUGC personada en la causa

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) está personada en esta causa derivada de la operación Grapa, en la que solicitó estar desde el inicio en calidad de acusación popular, en su trabajo a favor de investigar los casos de corrupción dentro del Cuerpo.

AUGC denunció al destaparse la presunta trama que “mientras que guardias civiles prestaban servicio en plena pandemia sin medios de autoprotección en contagios, según informaciones periodísticas sobre la investigación, altos mandos podrían favorecer a empresas o planearon hacerlo en relación al suministro”.

Esta causa se suma a la conocida recientemente, que lleva otro juzgado madrileño, por posibles irregularidades en obras de cuarteles de la Guardia Civil acometidas en trece comandancias del Cuerpo, y que según el sumario afectaría a casi 200 proyectos por un importe total de más de 2,6 millones de euros.

Todas estar obras estuvieron adjudicadas a empresas de Ángel Ramón Tejera de León, conocido como Mon, cuyo nombre aparece en el sumario del caso Mediador, otra supuesta trama de corrupción por la que ha ingresado en prisión el general retirado de la Guardia Civil Francisco Espinosa Navas.