Desarticulado un grupo por traficar con marihuana camuflada como ayuda a Ucrania

Sevilla (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a 29 personas de nacionalidades ucraniana, alemana, española y marroquí por traficar con marihuana, que empaquetaban y enviaban como provisiones y ayuda humanitaria para el pueblo ucraniano.

Según ha informado el Instituto Armado, para la desarticulación de esta organización asentada en Andalucía y que se proveía de marihuana de plantaciones diseminadas por toda la geografía andaluza, han sido practicados registros en las provincias de Málaga, Granada, Córdoba y Sevilla.

Simulaban formar parte de una caravana solidaria

Las cajas con la marihuana eran transportadas en furgonetas que simulaban formar parte de una caravana solidaria, con lo que pretendían eludir los controles policiales y fronterizos.

La Guardia Civil detectó en la Costa del Sol a un grupo de ucranianos dedicados a recopilar importantes cantidades de marihuana para enviarla a distintos países europeos.

Los integrantes de ese grupo se desplazaban a distintos puntos de Andalucía donde recogían la marihuana ya envasada para posteriormente almacenarla en un piso de Mijas (Málaga).

En un primer momento de la investigación, la Guardia Civil detectó dos furgonetas matriculadas en Ucrania con 109 kilos de marihuana envasada al vacío y empaquetada en cajas de cartón, por lo que efectuó cuatro detenciones.

Dos fases de la operación

En una primera fase de la operación, los agentes efectuaron once registros en la provincia de Málaga, y se incautaron de 740.400 euros, 25.250 dólares y 20 kilos de marihuana, además de mil plantas de marihuana, un arma corta de fuego, dispositivos de seguimiento GPS y chalecos antibalas.

En esa primera fase se efectuaron once detenciones de personas acusadas de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico, entre otros.

Tras esta intervención se abrió una segunda fase de la operación en la que se efectuaron otras catorce detenciones, en este caso a proveedores de marihuana, localizados en las provincias de Granada, Córdoba y Sevilla.

En los ocho registros de esta segunda fase se intervinieron 1.500 plantas de marihuana, 10 kilos de marihuana envasada, cinco armas de fuego y 15.000 euros.

Al practicar las detenciones, dos de los investigados trataron de darse a la fuga y llegaron a embestir un vehículo de la Guardia Civil ocupado por dos agentes, que sufrieron lesiones leves.