Sánchez aspira a fortalecer la voz del socialismo ante los desafíos del mundo

Madrid (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aspira tras su proclamación como nuevo líder de la Internacional Socialista a «fortalecer la voz» de la socialdemocracia frente a los desafíos del mundo y a continuar «replicando con acierto las ofensivas del liberalismo y nacionalismo reaccionario».

Sánchez ha reforzado su perfil internacional al convertirse oficialmente este domingo durante la clausura del XXVI Congreso de la Internacional Socialista en el primer presidente español de esta organización, que agrupa a 132 partidos socialdemócratas, socialistas y laboristas de todo el mundo.

Un acto en el que Sánchez ha estado arropado por prácticamente todos los ministros socialistas del Gobierno, así como por la inmensa mayoría de miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE.

También han asistido buena parte de los barones del partido, con excepciones destacadas como las de los presidentes autonómicos Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Javier Lambán (Aragón) y Ximo Puig (Comunidad Valenciana), que han alegado motivos personales.

sanchez internacional socialista
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a José Luis Rodríguez Zapatero. EFE/Chema Moya

Sánchez refuerza su perfil internacional

Voy a poner todo mi empeño en ofrecer nuevas respuestas progresistas a los grandes desafíos globales y fortalecer una organización cuya voz debe ser escuchada y tenida en cuenta en el mundo», ha dicho Sánchez, que recoge el testigo del ex primer ministro griego Yorgos Papandreu.

El presidente del Gobierno y líder socialista aspira también a «volver a unir a todos los movimientos y partidos progresistas» en la Internacional Socialista, de la que no forman parte formaciones tan destacadas como el Partido Socialdemócrata Alemán, aunque en el PSOE dan por segura su vuelta en esta nueva etapa.

sanchez internacional socialista
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE/Chema Moya

De hecho, entre los líderes internacionales que han felicitado en el acto a través de un vídeo la elección de Sánchez figuraba el presidente de los socialdemócratas alemanes, Lars Klingbeil.

Sánchez ha destacado la labor de la Internacional Socialista a lo largo de su historia para «replicar con acierto las ofensivas del liberalismo y nacionalismo reaccionario» y se ha comprometido a «fortalecer el vínculo» con la ONU como un «foro ideológico en defensa del multilateralismo».

«Nuestro internacionalismo es el mejor antídoto contra la política miope de las trincheras y las fronteras», ha asegurado.

Entre sus grandes objetivos al frente de la Internacional Socialista, Sánchez ha mencionado la lucha contra la «emergencia climática» y el «machismo», así como la implantación de «una economía justa que remplace el modelo neoliberal imperante en las últimas décadas».

Pero también se ha fijado entre sus prioridades la contribución al fin de la guerra en Ucrania y del resto de conflictos armados del mundo, ya que ha señalado que la socialdemocracia «siempre ha estado al lado de las soluciones y de la paz».

«Es necesario que en momentos tan difíciles y complejos como los que estamos atravesando promovamos los valores del sentido común, los de la socialdemocracia», ha declarado.

Sánchez ha agradecido en su discurso la «solidaridad de la socialdemocracia europea y del mundo entero en la defensa de la libertad y la democracia» en España durante la dictadura franquista, y ha resaltado también los «avances históricos» en materia de derechos sociales de los gobiernos socialistas de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, presente también en el acto, donde ha sido otro de los intervinientes.

Zapatero pide más feminismo y más cultura

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido más feminismo y más cultura para combatir los «insultos» y el «machismo» que, es su opinión, traslada en el Parlamento la extrema derecha, a la que definido de «reaccionaria» e «intolerante».

«La Internacional Socialista tiene que ser la organización política internacional más feminista del mundo; tiene que ser la más defensora de los derechos LGTBI, de la diversidad y de la libertad individual», ha remarcado.