Sánchez y Scholz presiden la XXV cumbre hispano alemana con la energía como protagonista

Madrid (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el canciller alemán, Olaf Scholz, presidirán hoy en A Coruña la XXV cumbre hispano-alemana, con la presencia de quince ministros y con la crisis energética como protagonista de la cita.

Esta cumbre supone retomar este formato, al más alto nivel, tras nueve años desde la última celebrada.

El momento actual desde el punto de vista de las relaciones bilaterales entre los dos países es perfecto para afianzar los lazos con Alemania, dentro de un calendario con citas importantes, como la invitación que hizo Scholz a Sánchez el pasado mes de agosto a una reunión extraordinaria de su Gobierno, y que culminará con la visita de Estado de los Reyes de España al país germano a mediados de este mes.

En cuanto al contenido de la cumbre, fuentes de ambos ejecutivos han señalado que los temas centrales serán la política de seguridad y defensa y la cooperación económica y energética.

Un escudo antimisiles europeo

En ese ámbito, en el de la defensa, el Gobierno ha negado haber recibido propuesta alguna por parte de Alemania para que España forme parte de un escudo antimisiles europeo tras la invasión rusa de Ucrania.

En un breve mensaje, la Secretaría de Estado de Comunicación ha desmentido que Moncloa «haya recibido ninguna propuesta o comunicación al respecto», como han publicado varios medios de comunicación, de crear un escudo de defensa antiaérea de países de la UE ante la amenaza rusa.

Horas antes del inicio de la cumbre, la embajadora de Alemania en España, Maria Margarete Gosse, aseguraba en la cadena Ser que la cuestión se iba a abordada en las reuniones previstas para hoy en A Coruña.

Según la embajadora, hay «conversaciones» de «bajo nivel» entre los dos países para que España forme parte del sistema de defensa multilateral liderado por Berlín.

La interconexión gasística

Lo que si está en la agenda oficial de la cumbre es la cuestión energética.

Además de afianzar el eje Madrid-Berlín, el encuentro servirá para que Sánchez y Scholz vuelvan a poner de manifiesto su apuesta por la interconexión gasística a través de los Pirineos (el denominado MidCat).

Por otra parte, aunque Alemania no ve con buenos ojos una intervención en el mercado del gas -como dejó claro el pasado 30 de septiembre en la cita extraordinaria de ministros de Energía celebrada en Bruselas-, España volverá a insistir en su oportunidad y necesidad.

En la parte más formal, de la reunión saldrá la declaración conjunta habitual, acompañada de un plan de acción con áreas de cooperación y actuación entre los ministerios de ambos países.

Junto al plan de acción, se firmarán un programa de trabajo en materia sociolaboral y una declaración de intenciones sobre educación superior y formación.

Con Pedro Sánchez viajan a Galicia ocho ministros de su gabinete: las tres vicepresidentas y los titulares de Asuntos Exteriores, Defensa, Industria, Comercio y Turismo; Agricultura, Pesca y Alimentación; y Universidades.

Scholz estará acompañado por el vicecanciller y ministro de Economía, Robert Habeck; el ministro de Finanzas, Christian Lindner; la ministra de Exteriores, Annalena Baerboc;, la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, el ministro de Trabajo, Hubertus Heil; la ministra de Investigación y Ciencia, Bettina Stark-Wanzinger, y el ministro de Agricultura, Cem Özdemir.