María José Marrodán: la poesía infantil engancha a los menores por su rima

Pilar Mazo

Logroño, (EFE).- La escritora, poetisa y psicopedagoga María José Marrodán (Logroño, 1960) considera que la poesía infantil «engancha a los menores por la sonoridad que produce su rima», aunque es «el arte más difícil» dentro de la literatura.

Así lo ha explicado en una entrevista con EFE, con motivo de la presentación, en Logroño, de su primer poemario infantil, «De qué está hecha el agua», ilustrado por la artista italiana Mogjan Bagheri y maquetado por Rebeca Vega, y que está planteado para «reír, soñar…».

La poesía infantil, aunque utiliza la metáfora y el ritmo, «tiene rima, humor, valores y personajes que gustan mucho a los menores, como los animales, las madres o el agua», ha precisado esta escritora, licenciada en Ciencias de la Educación y profesora de Pedagogía Terapéutica.

Por su experiencia en el ámbito de la docencia, Marrodán ha precisado que la poesía para la infancia «engancha a los menores por la sonoridad que produce su rima, que los mayores no usamos, y que hace que las cosas puedan resultar más graciosas, pegadizas, tengan un ritmo».

Además, este tipo de poesía es uno de los «mejores medios» para acostumbrar a los menores a la lectura y «tiene la ventaja de que las rimas que emplea les ayuda a darse cuenta de los sonidos y ello les apoya en la escritura y lectura».

Marrodán ha destacado ejemplos en la poesía española de Gloria Fuertes, a quien ha calificado de «magnífica poeta», conocida, principalmente, por sus obras de literatura infantil y juvenil.

Como psicopedagoga, Marrogán ha valorado que en los manuales y currículum escolares se incluye literatura infantil y, en particular, poesía, lo que ha calificado de «importante» y ha considerado que, en este aspecto, se ha avanzado bastante en los últimos años en el ámbito de la docencia.

En este contexto, ha destacado que la poesía infantil inculca a la infancia en la educación en valores, como es la amistad, el cariño y o el respeto a la naturaleza ,al igual que ocurre con el juego.

También ha reconocido que «la poesía infantil es un arte difícil, ya que hacer una buena poesía requiere hacer una rima, que no sea encorsetada, graciosa, que aporte algo, vocabulario, es muy difícil».

LA POESÍA INFANTIL TIENE QUE VOLVER

A este respecto, ha considerado que «el público infantil es el más difícil para la creación literaria, mucho más que crear novelas de premios gigantescos».

Por ello, «cuando ves que con poemas infantiles aciertas con los niños, la alegría es muy grande porque les abre camino a otras lecturas, otra imaginación, forma de ver el lenguaje y es muy importante», ha recalcado.

Ha reconocido, sin embargo, que es un género que, pese a que cada vez hay mayor número de publicaciones de poesía infantil, «ha estado olvidada y tiene que volver».

Este último trabajo «De qué está hecha el agua», publicado por la editorial madrileña Huerga y Fierro editores, es una recopilación de 22 poemas, todos ellos nuevos, excepto dos: uno de un camaleón y otro de un dragón, que probó en su etapa de docente y que «gustaron mucho a los niños».

Las ilustraciones están creadas, en exclusiva, para esta publicación, a cuyo acto de presentación también asiste la ilustradora, ha detallado Marrodán, quien es autora de la primera novela original en lectura fácil para personas con discapacidad intelectual, «El misterio de los marcos desaparecidos».

Marrodán ha agradecido la colaboración de Huerga y Fierro en este nuevo trabajo, con la que ha publicado sus libros de relatos breves: «Imprevisible azul» ,»La sospecha del día» y «El arte de ser sombrero».

Tras la presentación del poemario, visitará el colegio Beato Jerónimo Hermosilla, de Santo Domingo de la Calzada, para estar con alumnado de tercero y cuarto de Primaria. EFE.