Irán se impone a Gales con dos goles en la prolongación (2-0)

Adrian R. Huber |

Doha (EFE).- Irán, a la que no pocos daban por desahuciada tras ser goleada por Inglaterra (2-6) en su debut, sorprendió este viernes al derrotar por dos goles a cero a la Gales de Gareth Bale, en el partido de la segunda jornada del grupo B del Mundial de Qatar, que el equipo que dirige otro exmadridista, el portugués Carlos Queiroz, resolvió en la prolongación.

Dos goles de Rouzbeh Cheshmi -en el miunto 98- y otro de Ramin Rezaihan -en el 101- le dieron una merecida victoria a Irán sobre Gales, que jugó desde el 86 con un jugador menos, por la expulsión de su portero, Wayne Henneseey -el primer excluido del Mundial- y en la que a Bale, cinco veces ganador de la Liga de Campeones con el Real Madrid, se le aguó su récord de internacionalidades, que elevó a 110 en el estadio Ahmad Bin Ali de Al Rayyan.

Partido de Gales contra Irán en el Mundial de Qatar 2022
El portero de Gales Wayne Hennessey (d) recibe la tarjeta roja durante el partido contra Irán. EFE/EPA/Rungroj Yongrit


Fue Azmoun el primero en avisar a los del Dragón de que Irán no tiraba la toalla. En el minuto 16 robó un balón en el centro del campo y combinó en una doble pared con Gholizadeh que acabó en gol de éste. Un tanto anulado por el VAR, que detectó su posición en fuera de juego. Con el que, no obstante, Irán había respondido, tres minutos después, a la primera ocasión clara de Gales: en un centro desde la derecha de Roberts, que, tras remate de Moore, rechazó, en una gran intervención, Hosseini.

Si la primera parte fue realmente vistosa, la segunda empezó con un ritmo trepidante y un Irán que puso contra las cuerdas a Gales con una jugada en la que remató dos veces seguidas al poste, la primera por mediación de Azmoun; y la segunda, inmediatamente después, en la continuación de la misma, de Gholizadeh; otro balón que cabeceó Azmoun acto seguido y salvó sobre la línea Hennessey.

Partido de Gales contra Irán en el Mundial de Qatar 2022
Gareth Bale, durante el partido de Gales contra Irán. EFE/EPA/Abedin Taherkenareh

El brillante Azmoun, aplaudido por su afición, dejó su puesto a Ansarifard en el 67; pero Irán no dejó de pisar el acelerador. Y sólo cinco minutos después Ezatolahi obligó a lucirse de nuevo a Hennessey, el guardameta galés, el mejor de su equipo, antes de ser expulsado este viernes, que con la punta de los dedos desvió un balón que rozó, de nuevo, el poste.

El final no pudo haber sido más loco, porque Gales pudo marcar con uno menos, antes de que Rouzbeh Cheshmi, que había entrado por Noorolahii, anotase un auténtico golazo desde fuera del área, en el minuto 98.

Gales se lanzó a la desesperada y en un nuevo contraataque, tres minutos después, Rezaeian puso la puntilla para mayor alegría del veterano Queiroz, que sabe muy bien de qué va este negocio; y que, con humildad centró la atención en sus jugadores, a los que cedió honores.

Partido de Gales contra Irán en el Mundial de Qatar 2022
El portero de Irán Hossein Hosseini durante el partido contra Gales. EFE/EPA/Abedin Taherkenareh