La primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio en Chile se agarra la mano, en una fotografía de archivo. EFE/Alberto Valdés

Se casan 2.254 parejas en el primer año de vigencia del matrimonio gay en Chile

Santiago de Chile (EFE).- Un total de 2.254 parejas del mismo sexo se casaron en Chile durante el primer año de vigencia del matrimonio igualitario y 473 personas fueron inscritas como hijos o hijas de uniones gays o lésbicas, informaron este martes organizaciones LGBTI.

Del total de matrimonio igualitarios, 1.127 fueron entre mujeres y 1.027 entre hombres, mientras que 452 personas fueron inscritas como hijos/as de dos madres y 21 como hijos/as de dos padres, indicó en un comunicado el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

“La Ley 21.400 sobre matrimonio igualitario vino, sin duda, a mejorar la calidad de vida de las parejas del mismo sexo y de sus hijos/as”, indicó su vocera, Javiera Zúñiga.

La ley, agregó, “vino a revolucionar la concepción de la familia que tenía el Estado de Chile, extendiendo la igualdad para las parejas del mismo sexo y, muy especialmente, para sus hijos/as, lo cual tiene un impacto concreto en el respeto del interés superior del/a niño/a y de la universalidad de los derechos humanos”.

Desde la entrada en vigencia de la ley el pasado 10 de marzo, las regiones como más matrimonios igualitarios son la Metropolitana (1.222), seguida por Valparaíso (307), O’Higgins (110), Biobío (96) y Los Lagos (84), de acuerdo al Movilh.

En tanto, la región con más personas inscritas como hijos/as de parejas del mismo sexo es la Metropolitana (286), seguida por Valparaíso (58), Biobío (22) y Antofagasta (16).

El camino de Chile en la garantía de este derecho

Chile, un país que era tradicionalmente conservador y con una fuerte influencia del catolicismo, ha ido dando importantes pasos a favor de los derechos sexuales de las minorías, sobre todo tras el estallido social del 18 de octubre de 2019.

Chile aprobó el matrimonio igualitario en diciembre de 2021 y las primeras bodas se celebraron en marzo tras la entrada en vigor de una ley histórica y muy anhelada por los movimientos LGBTI.

Tras Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados de México, Chile se convirtió en el octavo país de América Latina en legalizar los matrimonios del mismo sexo.

Hasta entonces, las personas homosexuales solo podían unirse bajo la figura jurídica del Acuerdo de Unión Civil (AUC), que no reconoce derechos de filiación.