El presidente de Argentina, Alberto Fernández (d), saluda a su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante la cumbre del Mercosur, hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Lula asume la presidencia del Mercosur y apuesta por cerrar este año el acuerdo con la Unión Europea

Puerto Iguazú (Argentina) (EFE).- El mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió este martes la presidencia pro tempore del Mercosur de manos de su homólogo argentino, Alberto Fernández, y se marcó como objetivo prioritario cerrar “este semestre” un acuerdo “definitivo” con la Unión Europea (UE).

Fernández entregó el testigo del Mercosur, que también integran Paraguay y Uruguay, al líder progresista y clausuró la LXII Cumbre de jefes de Estado del grupo suramericano, que se celebró en un lujoso hotel de Puerto Iguazú, que alberga las famosas cataratas.

Lula subrayó que el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) tiene por delante “compromisos que no pueden ser postergados” y citó las tratativas con los Veintisiete.

“Necesitamos concluir el acuerdo Mercosur-UE”, aseveró el líder progresista.

En este sentido, comunicó que el miércoles, tiene previsto una conversación telefónica con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que acaba de asumir la presidencia del bloque europeo, para abordar y empezar a destrabar el diálogo.

Fernández le entrega el testigo a Lula

Lula declaró que enviarán lo antes posible la respuesta del Mercosur a la nueva carta de compromisos medioambientales adjuntada por el bloque comunitario al acuerdo alcanzado en 2019 con la intención de cerrar “este semestre un acuerdo definitivo”.

El encuentro en Iguazú supuso el regreso de Lula, referente de la izquierda latinoamericana, a una cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) después de 13 años de ausencia.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández (d), habla con su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante la cumbre del Mercosur hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni
El presidente de Argentina, Alberto Fernández (d), habla con su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, durante la cumbre del Mercosur hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Por su parte, Fernández señaló que entrega la presidencia semestral del bloque suramericano a un “gran presidente y un amigo admirado por todos los argentinos”.

“En tus manos está la responsabilidad de conducir este tiempo del Mercosur con los ideales y la convicción política que siempre te ha caracterizado”, expresó en la ceremonia.

“Quiero que sepas que tus desafíos son nuestros desafíos y voy a acompañarte con coraje en este semestre”, dijo Fernández, quien se despide de las cumbres del bloque, ya que no se presenta a la reelección y entregará el mando el 10 de diciembre a quien resulte vencedor en los comicios de octubre próximo.

Liderazgo de Brasil en las negociaciones con la UE

Brasil, la mayor potencia de América Latina, ocupará hasta diciembre la presidencia rotativa del grupo, que en los últimos seis meses del año ejerció Argentina, con la misión de destrabar las negociaciones comerciales con la Unión Europea (UE).

Mercosur y la UE alcanzaron un acuerdo general en 2019, después de dos décadas de conversaciones, pero el proceso de ratificación se ha detenido frente a nuevas demandas de ambos bloques.

De izquierda a derecha los presidentes Luis Arce de Bolivia, Santiago Peña presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez presidente de Paraguay, Alberto Fernández de Argentina, Luis Inácio Lula da Silva de Brasil y Luis Lacalle Pou de Uruguay, posan durante la cumbre del Mercosur hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni
De izquierda a derecha los presidentes Luis Arce de Bolivia, Santiago Peña presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez presidente de Paraguay, Alberto Fernández de Argentina, Luis Inácio Lula da Silva de Brasil y Luis Lacalle Pou de Uruguay, posan durante la cumbre del Mercosur hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Las tratativas con los Veintisiete han sido el principal asunto en esta reunión en la que participaron presencialmente, por primera vez desde 2019, los mandatarios de los cuatro miembros plenos del bloque: Alberto Fernández (Argentina), Lula (Brasil), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Luis Lacalle Pou (Uruguay).

También asistieron el gobernante boliviano, Luis Arce, Estado asociado y en proceso de adhesión, y el presidente electo paraguayo, Santiago Peña, que asumirá el 15 de agosto.

Una larga trayectoria del Mercosur

El Mercosur, fundado en 1991, se encuentra ahora mismo abocado a la tarea de consensuar una respuesta conjunta a la carta enviada en febrero pasado por la UE, con nuevas pretensiones en materia ambiental, adicionales al paquete de capítulos ya acordado en 2019, y que los suramericanos consideran inaceptables.

La de Iguazú es la primera cumbre semestral del Mercosur desde julio de 2019 en la que de manera presencial participan los presidentes de los cuatro países miembros plenos del bloque.

“Quiero destacar la enorme alegría de recibirlos en forma presencial, algo que no habíamos logrado en los últimos cuatro años”, destacó el mandatario argentino.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández (d), posa junto a su homólogo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, durante la cumbre del Mercosur, hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni
El presidente de Argentina, Alberto Fernández (d), posa junto a su homólogo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, durante la cumbre del Mercosur, hoy, en Puerto Iguazú (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

En la cita del Mercosur de finales de 2019, celebrada en Vale de Vinhedos (Brasil), estuvo ausente por problemas de salud el entonces presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020), fallecido en diciembre de 2020.

En 2020 y 2021, las cumbres se desarrollaron de forma telemática por la pandemia de covid-19, eso sí, con la participación de los mandatarios de los cuatro países.

Pero con el regreso a los encuentros presenciales, tanto en la cumbre de Asunción (julio de 2022) como en la de Montevideo (diciembre de 2022) estuvo ausente el entonces presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (2019-2023).