Biden y Macron subrayan su alianza frente a Putin y hablan de relaciones comerciales

Washington (EFE).- El presidente estadounidense, Joe Biden, afirmó este jueves que está dispuesto a hablar con su homólogo ruso, Vladímir Putin, pero solo para acabar la guerra en Ucrania.

«Estoy preparado para hablar con Putin si decide que está preparado para buscar formas de acabar con la guerra», afirmó Biden en una rueda de prensa en la Casa Blanca junto al mandatario francés, Emmanuel Macron.

Biden dijo que esa conversación con Putin ocurriría, hipotéticamente, en consultas con Francia y el resto de sus aliados de la OTAN.

Al inicio de su reunión, los mandatarios escenificaron la fuerza de su alianza y su determinación para hacer frente al mandatario ruso, Vladímir Putin, al inicio de su reunión en la Casa Blanca.

Los dos presidentes hicieron declaraciones en un podio en los jardines de la Casa Blanca en la ceremonia de bienvenida a Macron, el primer líder extranjero al que Biden homenajea con una visita de Estado desde que llegó al poder en enero de 2021.

Sincronización ante Rusia

En sus declaraciones, Biden destacó la alianza histórica con Francia y resaltó los valores democráticos y de respeto a los derechos humanos que unen a las dos naciones, en contraste con la agresión a Ucrania que ha perpetrado el presidente ruso, Vladímir Putin.

«Francia y Estados Unidos se están enfrentando a las ambiciones de conquista de Vladímir Putin y su brutal guerra contra Ucrania, que una vez más ha hecho añicos la paz del continente europeo», destacó Biden.

Por su parte, Macron consideró que en un momento en el que la guerra ha vuelto a Europa con la agresión rusa en Ucrania es fundamental que Washington y París vuelvan a hermanarse «en su combate por la libertad».

«Esta historia común nos obliga también ante la vuelta de la guerra en suelo europeo tras la agresión rusa. (…) Debemos volver a saber ser hermanos de armas», sostuvo al inicio de su recepción en la Casa Blanca.

Las agendas comerciales

Macron insistió a Biden en la necesidad de «resincronizar» agendas para evitar que los incentivos fiscales aplicados en Estados Unidos perjudiquen a Francia y Europa.

En su comparecencia conjunta en la Casa Blanca, Macron apuntó que en su conversación ha quedado claro que no era «la intención» de EE.UU. provocar esas diferencias y subrayó que no les queda otra alternativa que «trabajar juntos».

Por su parte, Biden se mostró este jueves dispuesto a cambiar la Ley de Reducción de la Inflación para evitar que perjudique a las empresas del sector verde de Europa, en respuesta a las peticiones que formuló durante su encuentro el mandatario francés, Emmanuel Macron.

El presidente francés, Emmanuel Macron (i), participa en una rueda de prensa junto a su homólogo estadounidense, Joe Biden (d), este 1 de diciembre de 2022, en la Casa Blanca, en Washington. EFE/Shawn Thew

«Hay cambios que se pueden hacer», afirmó Biden en una rueda de prensa al ser preguntado sobre la Ley de Reducción de la Inflación.

Esa legislación, que incluye la mayor inversión en la historia de EE.UU. en energías verdes, ofrece también incentivos fiscales a aquellas empresas que usen componentes fabricados en Norteamérica para favorecer la transición a energías no contaminantes, algo que rechaza Francia al considerarla una medida proteccionista.