Bolsonaro centra las miradas en EE.UU. luego del ataque de sus simpatizantes a los poderes en Brasil

Washington (EFE).- Estados Unidos está a la espera de cualquier petición de ayuda de las autoridades de Brasil en las investigaciones relativas al ataque del domingo y el expresidente brasileño Jair Bolsonaro, que actualmente se encuentra en Florida (EE.UU.), aunque por el momento no ha recibido ninguna solicitud.

«Estamos a la espera de cualquier solicitud de ayuda por parte de nuestros socios brasileños, de las autoridades brasileñas, tanto si es a través de canales diplomáticos, como si es a través de los canales de seguridad, y por supuesto responderemos a esas peticiones de la forma adecuada», dijo en una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

El portavoz recordó que EE.UU. y Brasil son «socios cercanos, que trabajan juntos día a día en asuntos variados, y a veces, en temas de seguridad».

Indicó que ambas naciones tienen procedimientos de cooperación bien establecidos, por ejemplo cuando se produce una solicitud de información o una llamada a la acción por parte de Brasilia a Washington, aunque insistió en que el país suramericano no ha formulado ninguna petición en ese sentido.

Sin querer adentrarse en casos de visados individuales, que recordó que es información confidencial, Price explicó, en respuesta a preguntas de los periodistas sobre Bolsonaro, que si alguien entra a EE.UU. con un visado A, que se concede a diplomáticos o jefes de Estado, corresponde al beneficiario de ese documento salir de su territorio o pedir un cambio de su estatus en 30 días.

Legisladores demócratas piden la expulsión

Varios legisladores demócratas presionaron este lunes al presidente estadounidense para que expulse del país a Jair Bolsonaro, quien se encontraría en Florida, después de que sus partidarios asaltaran el domingo las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema de Brasil.

«Estados Unidos debe dejar de otorgar refugio a Bolsonaro en Florida», apuntó en un mensaje publicado en redes la popular legisladora demócrata por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, quien destacó las similitudes de lo sucedido con el asalto al Capitolio estadounidense hace dos años.

En este sentido se manifestaron otros legisladores como el congresista por Texas Joaquín Castro: «Bolsonaro no debe recibir refugio en Florida, donde se ha estado escondiendo de la rendición de cuentas por sus crímenes», apuntó también en redes.

Mensajes similares publicaron los congresista demócratas de Minesota Ilhan Omar y de california Mark Takano: «A Jair Bolsonaro no se le debería permitir refugiarse en Estados Unidos», sentenció este último.

En medio de denuncias no probadas de fraude electoral, Bolsonaro decidió no estar presente en la ceremonia de investidura de Lula, como manda la tradición, el pasado 1 de enero en Brasilia, y voló antes a Florida (EE.UU.) siendo todavía presidente en el avión presidencial.

Hasta el momento, Biden se ha limitado a condenar lo sucedido en Brasil y el domingo afirmó que seguirá trabajando con Lula.

Paradero desconocido de Bolsonaro

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro se encuentra ingresado en un hospital de Orlando (Florida), en Estados Unidos, adonde viajó el pasado 30 de diciembre, por unos dolores abdominales, informó una fuente próxima del exmandatario.

«Está hospitalizado en Orlando. Haciéndose análisis» por unos dolores abdominales, afirmó a EFE esa fuente sobre el estado de salud del exgobernante, que dejó el poder el pasado 1 de enero, cuando lo sucedió el progresista Luiz Inácio Lula da Silva.

La esposa del exgobernante, Michelle Bolsonaro, señaló en redes sociales que su marido está «en observación» en el hospital por una «incomodidad abdominal».

Esos problemas gástricos, según Michelle, son consecuencia de la «puñalada que Bolsonaro recibió» el 6 de septiembre de 2018 durante un acto electoral en la ciudad de Juiz de Fora, y por la que tuvo que pasar varias veces por el quirófano.

Al respecto, una operadora del hospital de Orlando (Florida) donde según informaciones no oficiales estaría hospitalizado Jair Bolsonoraro dijo a EFE que el expresidente de Brasil no está allí.

La operadora telefónica se limitó a responder así a la pregunta de EFE y no quiso responder a otra pregunta para saber si estuvo en algún momento y que fue dado de alta.

En las inmediaciones del AdventHealth Celebration Hospital Efe pudo comprobar que no había un dispositivo de seguridad fuera del normal ni tampoco presencia de bolsonaristas.

Apoyo de simpatizantes

En los alrededores del barrio donde está la casa de Aldo, EFE pudo constatar la presencia de varias personas con camisetas con los colores de la bandera de Brasil que dijeron que habían acudido allí con el propósito de saludar a Bolsonaro.

Algunas dijeron apoyar los sucesos de Brasilia, a los que Bolsonaro se refirió el mismo domingo en un mensaje en las redes sociales.

Simparizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro se reúnen en Encore Resort Homes, lugar en el que se presuponía se hospedaba el exmandatario en Reunion, este 9 de enero de 2023. EFE/Cristóbal Herrera
Simparizantes del expresidente brasileño Jair Bolsonaro se reúnen en Encore Resort Homes, lugar en el que se presuponía se hospedaba el exmandatario en Reunion, este 9 de enero de 2023. EFE/Cristóbal Herrera

«Las manifestaciones pacíficas, dentro de la ley, son parte de la democracia. Sin embargo, el vandalismo y las invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla», manifestó el exmandatario en sus redes sociales el domingo.

El capitán retirado del Ejército, repudió en su mensaje «las acusaciones, sin pruebas» vertidas por Lula, quien este domingo recriminó a su predecesor «estimular» los actos golpistas de sus partidarios más radicales.