Crearán un grupo de expertos para fiscalizar la nueva ruta constituyente en Chile

Santiago de Chile (EFE) .- Los partidos políticos de Chile acuerdan este viernes crear un órgano fiscalizador del nuevo proceso constituyente: un comité de expertos que tendrá 14 integrantes y será paritario.

En el encuentro de hoy se determina que el Comité Técnico de Admisibilidad actuará de árbitro del nuevo itinerario constituyente, podrá ser activado por un quinto del futuro órgano redactor del nuevo texto y será integrado por juristas que deberán resolver las controversias por mayoría absoluta.

Pese a esta definición, el punto más controvertido para definir el futuro recorrido constitucional sigue sin concretarse. Se trata del órgano que redactará la nueva Constitución: su tamaño, el sistema electoral para conformarlo y si habrá o no un plebiscito de entrada.

«El mecanismo del nuevo proceso constituyente es el corazón del acuerdo, pero existen diferencias entre los distintos partidos», dijo el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, en un punto de prensa tras finalizar la reunión. El senador informó que en los días sucesivos habrá reuniones bilaterales par avanzar en este punto.

La nueva Constitución

La propuesta del oficialismo y la Democracia Cristiana pasa por crear un ente de 125 miembros y nueve escaños reservados a pueblos originarios.

Pero la oposición considera que esta idea se parece demasiado a la Convención Constitucional que escribió la propuesta de nueva Constitución rechazada en el plebiscito del 4 de septiembre.

La coalición de derecha Chile Vamos, por su parte, propuso un órgano de menor tamaño conformado por representantes elegidos por la ciudadanía, pero en el que también haya «expertos» designados por los partidos políticos.

Desde que iniciaron las negociaciones, hace dos meses, tras el triunfo del rechazo en la consulta constitucional, las fuerzas políticas también acordaron conservar el carácter de República de Chile.

Así como el reconocimiento a los emblemas patrios, algunos derechos y libertades fundamentales y la protección de la autonomía de algunos órganos, como el Banco Central.

Noviembre, mes clave

Otro de los puntos relevantes es el calendario: se espera que el acuerdo entre los partidos se cierre durante el mes de noviembre, para evitar que el nuevo camino constituyente se extienda más allá de 2023.

El proceso constituyente chileno se cristalizó luego de la masiva ola de protestas que remecieron al país a fines de 2019.

Una retahíla de manifestaciones a lo largo de todo el territorio que dejó miles de heridos, centenares de mutilados oculares por acción de agentes del Estado y una treintena de muertos.

Como salida institucional a la crisis, los partidos dieron paso a una Convención Constitucional que operó durante un año, cuya propuesta final fue desechada en un plebiscito.

Dejando al Congreso como el actor protagónico para dar continuidad al cambio de la ley fundamental heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y reformada parcialmente en democracia.