El misil que mató a dos personas en Polonia fue lanzado por Ucrania

Redacción Internacional (EFE).- El misil que el martes mató a dos personas en territorio polaco fue lanzado por error por el Ejército ucraniano y no por Rusia, como este país se había encargado de subrayar.

Tanto la OTAN como el propio presidente de Polonia, Andrzej Duda, despejaron la incógnita y ante los medios el mandatario de Varsovia aseguró que «es probable» que el misil que impactó en su territorio, con dos víctimas, «fuera lanzado por Ucrania».

Además, «nada indica» que se tratara de un «ataque intencionado contra Polonia», lo que apunta a la hipótesis del error.

El suceso había incrementado la tensión de los aliados contra Rusia, en el actual contexto bélico entre Moscú y Ucrania.

La OTAN y Varsovia creen que Rusia no atacó Polonia y que el misil que cayó era ucraniano
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. EFE/EPA/Olivier Hoslet


La OTAN confirma

La OTAN no cree que Rusia haya atacado a Polonia y cree que el misil que cayó en ese país y mató a dos personas procedía de la defensa aérea de Ucrania, según el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

«No tenemos indicios de que esto haya sido el resultado de un ataque deliberado y no tenemos indicios de que Rusia esté preparando acciones militares ofensivas contra la OTAN», afirmó Stoltenberg en una rueda de prensa tras una reunión de emergencia del Consejo del Atlántico Norte, el principal órgano de toma de decisiones de la organización.

El análisis preliminar de la OTAN coincide «en que el incidente fue probablemente causado por el misil de defensa aérea ucraniano disparado para defender el territorio ucraniano contra los ataques de misiles de crucero rusos».

En cualquier caso, el jefe aliado aseguró que la «última responsabilidad» la tiene Rusia, por haber iniciado la guerra contra Ucrania, y que Kiev «no es culpable».

Aseguró además que la «máxima prioridad» de la OTAN «ahora es proporcionar más sistemas de defensa aérea para Ucrania».

La OTAN y Varsovia creen que Rusia no atacó Polonia y que el misil que cayó era ucraniano
Policía y servicios secretos inspeccionan la zona de Przewodow, próxima al lugar en el que cayó el misil. EFE/EPA/Wojtek Jargilo

EEUU avala la versión polaca

Estados Unidos avala la versión de Polonia sobre la procedencia ucraniana del misil que mató en suelo polaco a dos personas, aunque recalca que la responsabilidad última de este suceso la tiene Rusia.

No hemos visto nada que contradiga la evaluación preliminar del presidente (Andrzej) Duda sobre que la explosión fue muy probablemente provocada por un misil de defensa aérea ucraniano que desafortunadamente cayó sobre suelo polaco», dijo en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., Adrienne Watson.

«No hemos visto nada que contradiga la evaluación preliminar del presidente (Andrzej) Duda sobre que la explosión fue muy probablemente provocada por un misil de defensa aérea ucraniano que desafortunadamente cayó sobre suelo polaco», dijo en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU., Adrienne Watson.

Subrayó que EE.UU. tiene «plena confianza» en la investigación que está haciendo el Gobierno polaco sobre la explosión ocurrida en su frontera con Ucrania y valoró la profesionalidad con la que se está llevando a cabo.

Polonia no invoca a la OTAN

Por su parte, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, confirmó que su país no invocará el artículo de la OTAN que prevé consultas entre aliados cuan

do este amenazada «la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las Partes».
Esa era una hipótesis que planeó si se hubiera tratado de un agresión contra territorio polaco, que es miembro de la OTAN.

El misil que mató a dos personas en Polonia fue lanzado por Ucrania
El presidente polaco, Andrzej Duda (i), este miércoles en Varsovia. EFE/EPA/Pawel Supernak

Rusia lo negaba

Previamente Rusia había insistido en la responsabilidad de Ucrania y atribuyó a Kiev el lanzamiento del proyectil antiaéreo S-300.
Así, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó de «histérica» la reacción de Polonia y de otros países al incidente del misil y valoró la reacción de Estados Unidos.

«Tiene sentido destacar la reacción contenida y más profesional de Estados Unidos y su presidente (Joe Biden)», que contrastó con la «absolutamente histérica de Polonia y otros países», dijo Peskov.

El Ministerio de Defensa de Rusia se explayó en más datos para descartar su responsabilidad y apuntó que el misil pertenece al arsenal ucraniano, según especialistas militares rusos que analizaron las fotografías de los fragmentos del proyectil.
Según indicó en su parte bélico diario el portavoz castrense ruso, Ígor Konashénkov, se trata de trozos de misiles de defensa antiaérea S-300 de Ucrania.

«Los restos del misil, hallados en la localidad de Przewodów y publicados en fotografías en Polonia (…) fueron identificados de forma inequívoca por los especialistas del complejo militar ruso como elementos de misil antiaéreo guiado del sistema S-300 de Ucrania», dijo el general.

El Ministerio de Defensa de Rusia insistió en que Rusia lanzó el martes ataques contra objetivos que se encuentran «solo en el territorio de Ucrania y a una distancia de más de 35 kilómetros de la frontera ucraniano-polaca».

Rusia cita al embajador polaco

Rusia citó al embajador de Polonia, Krzysztof Krajewski, debido a las acusaciones «gratuitas» de que fue el Ejército ruso el que lanzó el martes el misil antiaéreo que mató a dos personas en territorio polaco.

«El embajador polaco ha sido llamado al Ministerio de Exteriores de Rusia», escribió María Zajárova, portavoz de Exteriores, en su canal de Telegram.

«El embajador polaco ha sido llamado al Ministerio de Exteriores de Rusia», escribió María Zajárova, portavoz de Exteriores, en su canal de Telegram.

Previamente, Zajárova se preguntó si Varsovia no quiere disculparse por acusar a Rusia y citar a su embajador cuando todo apunta hoy a que el misil era ucraniano.

Polonia confirma que no será necesario invocar el Artículo IV de la OTAN por el misil en su territorio
Control policial en Przewodow, localidad polaca cerca de la frontera con Ucrania. EFE/EPA/Wojtek Jargilo

Pero Zelenski insistía

Con anterioridad, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, reiteraba que fueron «misiles rusos los que impactaron» ayer en la localidad polaca de Przewodów, cerca de la frontera ucraniana, con la muere de dos agricultores.

En el marco del conflicto bélico «casi 100 misiles rusos impactaron en Ucrania. Edificios residenciales quemados. Centrales eléctricas destruidas de nuevo. Cientos de ciudades quedaron sin electricidad, agua y calefacción. El tráfico de Internet se ha reducido en dos tercios», denunció.

«Desafortunadamente, hay bajas humanas. -agregó- ¡Y no solo en Ucrania!. Misiles rusos impactaron ayer en el territorio de la vecina Polonia. Debería haber una respuesta rápida».

El presidente de Ucrania no aportó, sin embargo, ninguna prueba sobre estas afirmaciones.

El G20 acuerda apoyar la investigación de Polonia sobre la explosión
El presidente indonesio, Joko Widodo (d) y su homólogo indio, Narendra Modi, en la clausura de la cumbre del G20 en Bali. EFE/EPA/Willy Kurniawan/Pool

El G20 concluye con una condena mayoritaria a Rusia y menos tensiones

El G20, por su parte, ha concluido hoy con una declaración donde la mayor parte de sus miembros condenan la guerra de Ucrania, en una cumbre que elevó el aislamiento diplomático de Rusia y que al mismo tiempo rebajó la confrontación entre los distintos bloques de países.

Una «mayoría» de los integrantes del G20 rechazó la invasión rusa del país vecino y llamó a la retirada inmediata de tropas de ese país de territorio ucraniano, en un comunicado que no obstante admite que hubo «otras posturas» sobre la situación en Ucrania durante las discusiones en la isla indonesia de Bali.

Con estos malabares verbales y tras largas y duras negociaciones diplomáticas, el grupo de los Veinte logró sacar adelante una declaración conjunta que parecía imposible antes de la cita de Bali, que llegaba entre temores de una nueva guerra fría y que además se vio alterada por el incidente en Polonia de la víspera.

La declaración de Bali incluye una mención explícita a la guerra de Ucrania, algo que hasta ahora rechazaban Rusia, China o la India, y que se consiguió encajar en el comunicado conjunto con el citado matiz de que los países siguen enrocados en sus posturas y aludiendo a una resolución previa de la ONU.

La mención a la guerra fue de hecho el párrafo «disputado» del documento, según ha dicho el líder de Indonesia, Joko Widodo, quien ocupa la presidencia de turno del G20, en una rueda de prensa al término de la cumbre.

El presidente indonesio pide cautela y rebajar la confrontación

«En primer lugar, siento lo ocurrido en Polonia. Urjo a todas las partes a que permanezcan en calma y eviten escalar las tensiones. Siempre he dicho que la guerra solo trae devastación, y que debemos pararla», ha añadido el presidente indonesio.

Jokowi ha eludido responder directamente a si los últimos acontecimientos, la andanada de misiles rusos en Ucrania y la explosión de un misil en Polonia, habían amenazado que se consiguiera cerrar el documento, subrayando únicamente las dificultades para sacarlo adelante.

YouTube player