El Tribunal Supremo británico dice que Escocia no puede convocar un referéndum unilateral

Londres (EFE).- El Tribunal Supremo del Reino Unido ha dictaminado este miércoles que el Parlamento autónomo de Escocia no tiene competencias para convocar un referéndum de independencia consultivo sin el consentimiento del Gobierno de Londres, al entender que se trata de «asuntos reservados al Parlamento británico, como la Unión entre Escocia e Inglaterra».

Así lo señalado hoy el magistrado Robert Reed al exponer el veredicto alcanzado por los cinco jueces que en octubre escucharon los argumentos de Edimburgo y Londres, puntualizando que se trata de «un dictamen unánime, al que se ha dado prioridad».

El juez ha recalcado que el veredicto «redunda en el interés público» y que «no se trata de una decisión política» sobre la independencia.

En su exposición, Reed considera que el efecto de un referéndum, aunque no tuviese como repercusión directa la independencia, «no está restringido a sus consecuencias legales, sino que puede incluir sus consecuencias prácticas».

«Esta corte concluye de manera unánime que el propuesto proyecto de ley está relacionado con los asuntos reservados» y que, según esto, el Parlamento escocés «no tiene potestad para legislar sobre un referéndum de independencia de Escocia».

Derecho de autodeterminación

El Supremo entiende que la consulta que el Gobierno nacionalista de Nicola Sturgeon quiere celebrar el 19 de octubre de 2023 «tendría consecuencias políticas importantes», y, por lo tanto, «reforzaría o debilitaría la fortaleza democrática de la Unión y apoyaría o socavaría las credenciales democráticas» de la causa independentista.

Al detallar la posición del Supremo, el juez ha recordado que el gobernante Partido Nacionalista Escocés (SNP) había aludido al derecho de autodeterminación y a la legislación internacional para defender su caso.

En este sentido, rechaza los argumentos presentados por el SNP, al entender que ese derecho solo puede ser invocado en excolonias o por pueblos que son oprimidos por la ocupación de una fuerza extranjera.

Sturgeon respeta la decisión pero seguira su pelea por referéndum

Tras conocer la decisión del Supremo, la ministra principal de Escocia, la nacionalistas Nicola Sturgeon, ha asegurado que la «respeta» aunque ha reiterado que continuará su pelea por celebrar el referéndum.

Imagen de archivo de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon,en una intervención en el Parlamento de Edimburgo.
Imagen de archivo de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon,en una intervención en el Parlamento de Edimburgo. EFE/EPA/Fraser Bremner/SCOTTISH DAILY MAIL / POOL

«Aunque estoy decepcionada, respeto el dictamen del Tribunal Supremo: no hace la ley, sólo la interpreta. Una ley que no permite a Escocia elegir su futuro sin el consentimiento de Westminster muestra que cualquier noción de que el Reino Unido es una asociación voluntaria es solo un mito y esto es un argumento a favor de la independencia», ha escribió Sturgeon en Twitter.

Para la líder del Partido Nacional Escocés (SNP), la decisión judicial de hoy «cierra una ruta para que se escuche la voz de Escocia sobre la independencia, pero en una democracia nuestra voz no puede y no será silenciada».

YouTube player